jueves, 5 de junio de 2014

La Meta Final / The Final Goal

Aportacion de: Ben Ayala
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Pero Jesús les respondió: "Tenemos que ir a otras ciudades también, y voy a predicar a ellos también. Por eso he venido "-.
Marcos 1:38


Este verano, los mejores jugadores del mundo descenderán en Brasil para luchar por el honor de ser campeones de la Copa del Mundo. Será una exhibición de atletismo increíble, de la habilidad y determinación individual. Para algunos jugadores será la primera vez que jugaran en un gran escenario como tal, y se puede perder de vista el objetivo real.

Popularidad puede nublar su juicio y el deseo por la fama individual puede ponerse en el camino de la verdadera meta: el trofeo de oro.



En la tierra Jesús llamó la atención como ningún otro, y lo sigue haciendo.

Su fama y popularidad eran tremendos, al igual que su poder (Marcos 1:34)

! Ciudades enteras vendrían a él en busca de curación o para oírlo hablar ¡(v.32).


Si Jesús hubiera sido sólo un hombre, hubiera sido fácil para él perder de vista su verdadera misión:

 ir a la cruz para que nosotros pudiéramos ser perdonados por Dios.



Pero Jesús nunca perdió de vista ese objetivo. Él sabía que su trabajo era el más importante que el mundo haya conocido. Y él sabía la centralidad de predicar de su mensaje (v. 38).



Es sólo a través de la audición, la comprensión y la aceptación de la Palabra de Dios, el evangelio, que podemos tener nuestros pecados perdonados.

Jesús hizo todo lo necesario para que usted pueda escuchar ese mensaje.

¿Ha respondido?



La meta de Jesús fue siempre la de ir a la cruz por nuestros pecados.
~~~~~~~~~~~~~~
 ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Read: Mark 1:32-38
But Jesus replied, “We must go on to other towns as well, and I will preach to them, too.
That is why I came.” –
Mark 1:38



This summer, the world’s greatest players will descend on Brazil to fight for the honor of World Cup Champions. It will be a display of amazing athleticism, individual skill and single-minded determination.
For some players it will be the first time they’ve played on such a huge stage, and they may lose sight of the real purpose.
Popularity may cloud their judgment and the desire for individual fame may get in the way of the real goal: that golden trophy.

Jesus’ time on earth drew attention like no other, and it continues to do so.
His fame and popularity were tremendous, as was His power (Mark 1:34)
! Whole towns would come to Him for healing or to hear Him speak !(v.32).
If Jesus were just a man, it would have been easy for Him to lose sight of His real mission:
going to the cross so that we might be forgiven by God.

But Jesus never lost sight of that goal. He knew that His job was the most important the world has ever known. And He knew the centrality of preaching His message (v.38).

It is only through hearing, understanding and accepting the Word of God, the gospel, that we can have our sins forgiven.
Jesus did everything necessary for you to hear that message.
Have you responded?

Jesus’ goal was always to go to the cross for our sins.


No hay comentarios:

Publicar un comentario