viernes, 29 de agosto de 2014

Terminos y Condiciones del Servicio

_____________________________________
 Aportacion de: Ben Ayala
Si eres como yo, raras veces lees todo el texto de los contratos de servicios por Internet antes de aceptar sus condiciones. Tienen una gran cantidad de páginas y la mayor parte de la jerga legal no tiene sentido para las personas comunes y corrientes como yo.

Por eso, me sorprendió bastante cuando una amiga de otro pais me mencionó un singular contrato de servicio para programas de computación. En lugar de ser una licencia llena de palabras donde se le dice a la gente cómo no usarla, el fabricante brinda una sencilla bendición al instar a los usuarios a utilizarla con buenas intenciones:

Que hagas bien y no mal. Que encuentres perdón para ti y perdones a los demás. 
Que compartas generosamente, sin nunca tomar más de lo que das.

En un principio, pensé: ¡Vaya! Imagina lo que sería si se escribieran más condiciones de contratos de servicios en forma de bendición en lugar de hacerlo como documentos legales. Después, pensé: El contrato que Jesús hace con nosotros es así. Él nos ofrece perdón del pecado, paz con Dios y la presencia del Espíritu Santo. A cambio, lo único que pide es que hagamos el bien (Gálatas 6:10), perdonemos como hemos sido perdonados (Lucas 6:37) y amemos a los demás como Él nos ama (Juan 13:34).

Lo maravilloso del contrato de Jesús con nosotros es que, aunque no cumplamos con las condiciones, seguimos recibiendo la bendición.

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos... —Gálatas 6:10



viernes, 22 de agosto de 2014

Resignación perfecta

Señor, no sé que será de mí este día,
pero estoy cierto de que nada puede sucederme
que Tú no hayas visto, decretado y ordenado
desde toda la eternidad.
Eso es suficiente para mí.
Adoro tus impenetrables y eternos designios,
a los que me someto con todo el corazón.

Los deseo y los acepto todos, y uno mi sacrificio,
al de Jesucristo, mi Divino Salvador.
Pido en su nombre y por sus infinitos méritos,
paciencia si soy juzgado, y perfecta y
entera sumisión a todo lo que me sucede,
porque sé que es tu voluntad.
Amén.
~~~~~~~~~~~~~~~
Aportacion de: Ben Ayala

viernes, 15 de agosto de 2014

Dios, fortaleza del que sufre

Señor, ayúdame a ser un cristiano tan consciente,
que me dé cuenta de mis propias limitaciones;
tan valiente, que no me hunda
ante las inevitables dificultades de la vida;
y tan humilde que llegue a descubrir que sin Ti
nunca sabré llevar mi cruz de cada día

Haz, Señor, que cuando me llegue el dolor o la prueba,
no la mire nunca como un castigo que Tú me envías,
sino como una oportunidad que me brindas
de poderte demostrar
que mi amor es serio
y que soy consecuente con la fe que profeso.
Que el dolor, Señor, me haga cada vez más maduro
como persona y como cristiano;
que me haga más comprensivo con los demás;
que me haga más amable, más tierno, más humano
que cuando el dolor llegue a mi puerta,
lejos de hacerme el mártir
o de tomar actitudes de víctima propiciatoria,
sepa repartir paz y alegría en medio
de los que me rodean.
Amén
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Aportacion de: BEN AYALA

jueves, 14 de agosto de 2014

Abre nuestros ojos, Señor !



Aportacion de : Ben Ayala


Abre nuestros ojos, Señor,

para que podamos verte a Ti

en nuestros hermanos y hermanas.

Abre nuestros oídos, Señor,

para que podamos oír las invocaciones

de quien tiene hambre, frío, miedo,

y de quién está oprimido.

Abre nuestro corazón, Señor

para que aprendamos a amarnos los unos a los otros

como Tú nos amas.

Danos otra vez tu Espíritu, Señor,

para que nos volvamos un sólo corazón y una sola alma

en tu nombre. Amén.