lunes, 29 de septiembre de 2014

LOS 10 MANDAMIENTOS - Cuales Son?


En el Antiguo Testamento vemos que Dios quiso establecer un pacto con el pueblo de Israel. Quería bendecir a este pueblo y glorificarse por medio de ellos. Como todo pueblo y toda nación en este mundo, Israel necesitaba estructura y orden. Una de las formas como Dios proveyó esto fue estableciendo lo que hoy conocemos como los Diez Mandamiento.

Dos meses después de haber salido de Egipto, Israel llegó al lugar en el desierto donde está el Monte Sinaí. Durante tres días Dios ordenó a Moisés a preparar el pueblo porque quería descender sobre ellos y establecer su pacto. Cuando el pueblo estuvo listo para estar en su presencia, Dios se manifestó en forma de fuego. Dice el capítulo 19 de Éxodo que el monte entero estaba cubierto en humo y temblaba violentamente. El pueblo, asustado, estaba abajo del monte con Moisés y Aarón frente a ellos, esperando escuchar lo que Dios iba a decir. Ese día Dios estableció la lista de reglas que hoy conocemos como los Diez Mandamientos. Dios también los escribió en dos tablas y se los dio a Moisés.

Los diez mandamientos tratan con la relación entre Dios y el pueblo y las relaciones interpersonales. En ellos Dios establece las bases para la adoración, la conducta del individuo en todas las áreas de su vida, y la justicia.

La historia de los acontecimientos de ese día en el Monte Sinaí empieza en Éxodo 19. Los Diez Mandamientos se encuentran en Éxodo 20 y los capítulos 21 al 23 proveen más detalles, junto con otras leyes, sobre los requisitos de Dios para Israel.

Los Diez Mandamientos son:

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas (Éxodo 20:2-3)

"Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo. No tengas otros dioses además de mí. Ya en Génesis. Dios ha revelado que es el único.


2. No harás ídolos (Éxodo 20:4-6)

(No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones." Si solo hay un Dios, pues no debemos inclinar nuestros corazones a la idolatría.


3. No pronunciarás el nombre de Dios en vano (Éxodo 20:7).

"No pronuncies el *nombre del Señor tu Dios a la ligera. Yo, el Señor no tendré por inocente a quien se atreva a pronunciar mi nombre a la ligera." Uno de los salmos dice que solo los enemigos de Dios toman su nombre en vano.


4. Santificarás el día del Señor (Éxodo 20:8-11).

"Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor bendijo y consagró el día de reposo." Este trata con la adoración a Dios.


5. Honrarás a tu padre y a tu madre (Éxodo 20:12).
"Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios." Es el primer mandamiento con una promesa.


6. No matarás (Éxodo 20:13).

"No mates." En otras palabras, tenemos que respetar la vida de los seres humanos que Dios creó


7. No cometerás actos impuros (Éxodo 20:14).

"No cometas adulterio." La imoralidad sexual se manifiesta de varias formas y como aprendemos en el nuevo testamento, empieza en el corazon.


8. No robarás (Éxodo 20:15).
"No robes." Va de acuerdo con el mandamiento 10.


9. No dirás falsos testimonios ni mentirás (Éxodo 20:16).

"No des falso testimonio en contra de tu prójimo." Si Dios es verdad, pues la mentira no puede tener lugar en su reino.


10. No codiciarás los bienes ajenos (Éxodo 20:17).

"…ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada que le pertenezca." Esto es algo que lleva a una variedd de pecados.

El gran mandamiento (Mateo 22:34-40).

Vemos en el Nuevo Testamento que en una ocasión unos fariseos, expertos en la ley, quisieron poner en prueba a Jesús y avergonzarlo públicamente al confrontarlo con la siguiente pregunta: ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?

Jesús respondió: "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente. Éste es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a éste: Ama a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas."

Con esta respuesta sabia Jesús simplifica la ley de Dios al enfocarse en lo que esencialmente motiva al ser humano a actuar: La condición del corazón. La persona que verdaderamente ama a Dios nunca podrá confesar a otros dioses, ni adorar ídolos, ni tomar el nombre de Dios en vano, ni dejar de apartar tiempo durante de la semana para adorarle y darle las gracias por su bondad y amor hacia nosotros. Igualmente, la persona que ama a su prójimo como así mismo le mostrara respeto, honor y valor. Las personas que tienen su corazón lleno de odio y de pecado se sienten más cómodas rechazando a Dios completamente y no tienen la capacidad de respetar al prójimo. Así que el amor, de acuerdo a Jesús, es lo que nos permite cumplir con los requisitos de Dios. Vivir en amor es vivir en rectitud. No hay condena contra el amor.
_______________________________________________________________________________
Follow on Facebook TBM-Missions: https://www.facebook.com/roberto.bonillacea
Sitio Web Dedicado a Video: TBM-Missions TV

viernes, 26 de septiembre de 2014

Gran Vigilia de Poder, viernes, ‎26‎ de ‎septiembre‎ de ‎2014.





Iglesia Tabernaculo Biblico Misionero, TBM-Missions.
Ciudad de Soyapango, El Salvador.

 Ministerio Casa de Dios y Puertas del Cielo, Iglesia Josue. Representada por la Hermana Yolanda de Anares y la Salmista, Hermana Nicole y los

atendio Invitacion que fue extendida por el Pastor General, Lic. Hector Antonio Yanes de la

Iglesia de Jesucristo Proyección y Poder Independiente,


_____________________________________________
Visit/Visita/Share/Comparte con el Pastor Tony:

jueves, 25 de septiembre de 2014

Predicacion Servicio en la Iglesia - Sept. 14,2014

IGLESIA DE JESUCRISTO PROYECCION Y PODER INDEPENDIENTE,
Santa Tecla, La Libertad, El Salvador C.A.
----------
Servicio Dominical en la Iglesia
Sept.14, 2014
--
Predicacion: La existencia de Jesucristo desde antes de la fundacion del mundo
San Juan 8:48 en adelante
-----
---IGLESIA DE JESUCRISTO PROYECCION Y PODER INDEPENDIENTE,
http://iglesiadejesucristoproyeccionypoder.blogspot.mx/

TBM-MISSIONS
-----------------------
Visita y apoyoa nuestros Ministerios:

http://tbm-missions.blogspot.mx/

Ofrenda:http://dl.dropbox.com/u/79728847/ofrenda_donativo.html

---------
 ENLACE A GALERIA DE VIDEOS:
http://tbmmissions.site44.com/


VISITA APOYA ESTE MINISTERIO.. Y COMPARTE EN  NUESTRAS PAGINAS:

Lic. Roberto Antonio Bonilla Cea

https://www.facebook.com/roberto.bonillacea
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

La vieja y sabia lechuza


Hace años, un autor anónimo escribió un breve poema sobre los méritos de medir nuestras palabras:
Una vieja y sabia lechuza estaba posada en un roble, / Cuanto más veía, menos hablaba; cuanto menos hablaba, más escuchaba. / ¿Por qué no podemos ser como esa vieja y sabia ave?
Hay una conexión entre la sabiduría y el limitar lo que decimos. Proverbios 10:19 declara: «En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios es prudente».
Somos sabios si cuidamos qué y cuánto decimos en determinadas situaciones. Es importante refrenar nuestras palabras cuando estamos enojados. Santiago exhorta a los creyentes: «… todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse» (Santiago 1:19). Medir lo que decimos también puede mostrar reverencia a Dios. Salomón señaló: «… Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras» (Eclesiastés 5:2). Cuando los demás están angustiados, estar con ellos y en silencio puede ayudar más que expresar muchas frases compasivas: «… ninguno le hablaba palabra, porque veían que su dolor era muy grande» (Job 2:13).
Aunque hay un tiempo para estar callado y otro para hablar (Eclesiastés 3:7), decidir hablar menos nos permite escuchar más.
Que tus palabras sean mejores que el silencio; de lo contrario, no hables.
~~~~~~~~~~~~~~~

sábado, 13 de septiembre de 2014

Nunca volverán a ser exhumados ni examinados; No pienses mas en ellos !

Aportacion de: Ben Ayala
Mis primeros años de creyente en Cristo estuvieron cargados de presentimientos. Tenía la impresión de que, cuando Jesús volviera, se proyectarían todos mis pecados en una pantalla grande, para que todos los vieran.
Ahora sé que Dios prefiere no recordar ni siquiera una de mis transgresiones. Cada pecado ha sido sepultado en el mar más profundo, y nunca volverán a ser exhumados ni examinados.
«Hace uno o dos días, pensaba tristemente en el pasado; tantos pecados, fracasos y fallas de todo tipo. Estaba leyendo Isaías 43 y, en el versículo 24, vi: «…me fatigaste con tus maldades». Entonces, por primera vez, noté que no hay ningún espacio entre el versículo 24 y el 25: «Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados».
En realidad, cuando nuestro Señor Jesucristo vuelva, «… aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios» (1 Corintios 4:5). Ese día, nuestras obras serán examinadas y tal vez perdamos algo, pero no seremos juzgados por nuestro pecado (3:11-15). Dios verá lo que Cristo hizo por nosotros y no se acordará de nuestras maldades.

Cuando Dios nos salva, nuestros pecados son perdonados para siempre.
Cuando Dios nos salva, nuestros pecados son perdonados para siempre.
~~~~~~~~~~~~~~ 
 

ENLACE A GALERIA DE VIDEOS:http://tbmmissions.site44.com/
**************************************************************
======================
VISITA APOYA ESTE MINISTERIO.. Y COMPARTE EN NUESTRAS PAGINAS:
http://tbm-missions.blogspot.mx/

Lic. Roberto Antonio Bonilla Cea
https://www.facebook.com/roberto.bonillacea


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


~~~~~~~
~

sábado, 6 de septiembre de 2014

Cantar, Yo Quiero !

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Aportacion de: Ben Ayala
Cuando le pregunté a un amigo cómo estaba su madre, me dijo que la demencia senil le había robado su capacidad de recordar muchos nombres y acontecimientos del pasado. «Aun así —agregó—, todavía puede sentarse al piano y, sin la partitura, tocar de memoria himnos hermosos».
Hace 2.500 años, Platón y Aristóteles escribieron sobre el poder auxiliador y sanador de la música. Pero, siglos antes, el registro bíblico estaba saturado de canciones.
Desde la primera mención de Jubal, «padre de todos los que tocan arpa y flauta» (Génesis 4:21), hasta aquellos que «cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero» (Apocalipsis 15:3), las páginas de la Biblia resuenan de música. Salmos, llamado a menudo «el himnario bíblico», nos señala el amor y la fidelidad de Dios. El libro concluye con un llamado incesante a adorar: «Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya» (Salmo 150:6).
Como nunca antes en la historia, hoy necesitamos que Dios ministre con música nuestro corazón. Sea lo que sea que enfrentemos durante el día, que la noche nos encuentre cantando: «Fortaleza mía, a ti cantaré; porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia» (Salmo 59:17).
~~~~~~~~~~~~~~ 
 ENLACE A GALERIA DE VIDEOS:http://tbmmissions.site44.com/
**************************************************************
======================

VISITA APOYA ESTE MINISTERIO.. Y COMPARTE EN  NUESTRAS PAGINAS:


Lic. Roberto Antonio Bonilla Cea

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
~~~~~~~
~


La alabanza a Dios surge naturalmente cuando enumeras tus bendiciones.