lunes, 18 de mayo de 2015

Los líderes pueden abandonarnos.

Aportacion de: Ben Ayala L.

El 4 de agosto de 1991, el crucero MTS Océanos enfrentó una tormenta terrible frente a la costa de Sudáfrica. Cuando empezó a hundirse, el capitán y sus oficiales decidieron abandonarlo, pero sin avisar del problema a los que quedaron a bordo. Moss Hills, un músico británico que viajaba en el barco, notó que algo andaba mal y envió una señal a los guardacostas. Entonces, poniéndose al mando de la situación, él, su esposa y otros artistas que iban con ellos ayudaron a organizar la evacuación de los pasajeros, mientras los helicópteros los rescataban.

A veces, los que consideramos líderes pueden abandonarnos.
Cuando el rey Saúl y sus oficiales enfrentaron los insultos del gigante Goliat, tuvieron miedo (1 Samuel 17:11) . 
Sin embargo, un joven músico y pastor llamado David tuvo fe en Dios, lo cual transformó su perspectiva ante aquella amenaza. 
Le dijo a Goliat: «Tú vienes a mí con espada […]; mas yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos» ( v. 45) . 
David derrotó al enemigo y cambió el rumbo de la historia ( v. 50
No buscó fortaleza en los líderes humanos, sino en el Dios vivo.
~~

Cuando otros nos abandonen, el Señor tal vez nos llame a liderar con su fuerza y para su gloria.

"Señor, soy débil, pero tú eres omnipotente. Dame valor para ayudar a otros con tu fortaleza infalible"
 

Solo siguiendo a Cristo, podemos guiar a otros 
en la dirección correcta.

~~~~~
~~~
~

No hay comentarios:

Publicar un comentario