lunes, 27 de julio de 2015

NO poner a ningún líder en un pedestal..




Leer: 1 de Corintios3:1-15
Aportacion de: Ben Ayala 

Súper-estrellas abundan en nuestra cultura de hoy día.

Grandes jugadores y equipos de futbol pueden generar tal exaltamiento en los aficionados que se han dado muchos casos de multitudinarias riñas entre ellos, en las graderías, en la cancha o fuera del estadio.

Músicos populares tienen aficionados que se mantienen de pie en adoración a través del concierto entero.

Y las celebridades, como por ejemplo:  en Hollywood; contratan seguridad personal (guarda-espaldas) para protegerse de sus adoradores, y  seguidores que en ocasiones se convierten en un peligro.

Los creyentes, de la iglesia de Dios en Corinto, allá en el primer siglo, se dividieron por sus propias “Súper-estrellas espirituales”, Pablo y Apolos.

Pablo miro tal favoritismo como un reflejo de la pecaminosa naturaleza del corazón inflexible de esos creyentes.

Porque cuando uno dice: Yo soy de Pablo, y otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois simplemente hombres?, Pablo pregunto (1 Corintios 3:4)

Las enseñanzas del apóstol Pablo sobre como vemos nosotros a los líderes Cristianos sitúa el tema en una perspectiva bíblica que provee apreciación mutua para aquellos que pastorean.

“Yo planté, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento.” Dijo Pablo (v.6).

Cada persona hizo su parte: Pablo planto la semilla espiritual a través de su evangelización, y Apolos irrigo esa semilla con sus elocuentes enseñanzas bíblicas.

Pero únicamente fue Dios quien hizo crecer la semilla de la vida espiritual.


Dios es, únicamente, la “Súper-estrella”.

Nosotros debemos de ser cautelosos de  NO poner a ningún líder Cristiano en un pedestal.
En lugar de eso, apreciemos como Dios está usando esa gran variedad de líderes para Su honor y Su Gloria.
---------------   Oremos:
“Señor, otórganos sabiduría.

Sabemos que es bueno seguir el ejemplo de nuestros devotos líderes, pero ayúdanos a no pensar muy en alto de ellos y a evitar que los veneremos en lugar de a Ti.”

 Amen.
----------------
CADA PERSONA TIENE SU LUGAR AL SERVICIO DE DIOS,

Y SOLAMENTE DIOS MERECE LA GLORIA.
~~~~~
~~~
~




No hay comentarios:

Publicar un comentario