sábado, 10 de octubre de 2015

Agradecer las Peticiones Negadas.


Leer: Romanos 8:26
Aportacion de: Ben Ayala
Oremos Hermanos y Hermanas en Cristo:

¡Santo Señor!
""He pecado, inúmeras veces, y he sido culpable de orgullo e incredulidad, de fallar en encontrar tu mente en tu Palabra, de negligencia de buscarte a Ti en mi vida diaria. 
 
Mis transgresiones e inconsistencias me presentan con una lista de acusaciones, más te exalto que estas no van a ir contra mí, porque todo se ha colocado sobre Cristo. 
 
Continúa sometiendo mis corrupciones, y concédeme la gracia de vivir por encima de ellas. 
 
No permitas que las pasiones de la carne, ni de las concupiscencias de la mente traigan mi espíritu en sujeción, sino gobiérname en libertad y poder.

Te agradezco que muchas de mis oraciones fueran negadas. 
 
Yo pedí mal o no he pedido, he orado a partir de mis concupiscencias y he sido rechazado, he anhelado amor y me fue dado un desierto. 
 
Continúa con Tu obra paciente, respondiendo "no" a mis oraciones erradas y llevándome a aceptar esto. 
 
Purifícame de todo deseo falso, de toda aspiración vil, de todo lo que es contrario a tus estatutos. 
 
Te doy gracias por Tu sabiduría y tu amor, a todos los actos de disciplina a la que estoy sujeto, a veces me pusiste en el horno para refinar el oro y quitar mí escoria.

Ningún juicio es tan difícil de soportar como el sentido del pecado. 
 
Si Tu me permitiese elegir entre vivir en el placer y mantener mis pecados, o que me queme en el juicio, dame aflicción santificada.

Líbrame de todo hábito malo, de cada crecimiento de pecados anteriores, de todo lo que ofusca el brillo de Tu gracia en mí, de todo lo que me impide deleitarme en Ti. 
 
Entonces te glorificaré, Dios mío por ayudarme a ser recto."" 
Hermano Ben Ayala Lopez


No hay comentarios:

Publicar un comentario