viernes, 27 de noviembre de 2015

Proverbios 10:19-21 ( «oír» y «escuchar» )

Los labios del justo apacientan a muchos… (Proverbios 10:21)
 Aportacion de: Ben Ayala
Hermana, Hermano; es muy probable que conozcas esta frase:
 
 «Dios nos hizo con dos oídos y una boca, 
para que oigamos el doble de lo que hablamos». 
 
Puede resultar gracioso, pero, detrás del chiste, se esconde una gran verdad. 
Además, hay una gran diferencia entre «oír» y «escuchar». 
 
Al oír, simplemente percibimos los sonidos, mientras que, al escuchar, prestamos atención a lo que oímos.
***************************

En Eclesiastés 3:7, leemos que hay «tiempo de callar, y tiempo de hablar». Aprender a callarse es una manera de adquirir humildad para saber escuchar. A su vez, esto aumenta nuestra empatía y nos ayuda a decir las palabras correctas. 
 
Proverbios 20:5 afirma: «Para la mente humana, los consejos son tan profundos como el océano; alcanzables sólo para quien es entendido» (rvc). Es necesario escuchar con mucha atención para llegar hasta lo profundo.

Además, mientras escuchamos a los demás, también debemos prestar atención a lo que Dios quiere decirnos
 
¿Qué hacía Jesús cuando escribió en el suelo mientras los fariseos acusaban a la mujer adúltera? (VER JUAN 8:1-11). 
 
Me atrevo a sugerir que, simplemente, escuchaba la voz de su Padre y le preguntaba: «¿Qué diremos a esta multitud y a la mujer?»
 
Su respuesta sigue oyéndose hoy en todo el mundo.
 ~~~~~
~~~
~
Padre, enséñanos cuándo debemos hablar 
y cuándo permanecer callados. 
 
Que escuchemos hoy tu voz !
***
*

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario