jueves, 29 de diciembre de 2016

El "mundo natural": Tiene el propósito de revelarnos algo sobre nuestro Creador !



Aportacion de: Ben Ayala

Nuestro corazón late alrededor de 100.000 veces por día, enviando sangre a todas las células del cuerpo. Esto significa 35 millones de latidos por año, y un promedio de 2 mil 500 millones de latidos durante toda la vida. La ciencia médica afirma que cada contracción del corazón es similar al esfuerzo necesario para sostener una pelota de tenis en la mano y darle un buen apretón.

No obstante, por más asombroso que sea el corazón, es tan solo un ejemplo del mundo natural, cuyo propósito es revelarnos algo sobre nuestro Creador. Esta es la idea detrás de la historia de un hombre llamado Job.


Job, desgarrado por una serie de problemas cada vez mayores, se sentía abandonado. Cuando Dios finalmente le habló, no le dijo la razón de su sufrimiento ni tampoco que Él mismo, el Creador, un día sufriría por él. En cambio, dirigió la atención de Job a una serie de maravillas de la naturaleza, que siempre están susurrándonos (y, en otras ocasiones, gritándonos) sobre una sabiduría y un poder mucho más grandes que los nuestros (Job 38:1-11).

Entonces, ¿qué podemos aprender de la complejidad de este laborioso músculo, el corazón? El mensaje puede ser similar al del sonido de las olas que llegan hasta una playa o al del brillo de las estrellas que iluminan una noche oscura: el poder y la sabiduría de nuestro Creador nos dan una razón para creer en Él.



Hermanos y Hermanas, oremos:
"Señor, somos tuyos, tú eres nuestro Dios;
Nos has hecho tan maravillosamente;
Esta estructura humana en todas las partes
Tu sabiduría, Tu poder y Tu amor es lo que vemos, Amen"


Al reflexionar en el poder de la creación divina, vemos con cuánta fuerza nos cuida Dios.

~~~~~
~~~
~
Hermano Ben Ayala


domingo, 25 de diciembre de 2016

Iglesia Cristiana TBM.Missions, El Salvador.

Una Fiesta con Jesus y los niños de la Iglesia

Iglesia, ministerios, hermanos y amigos.

Por medio de esta carta queremos dar nuestro más profundo agradecimiento por el gesto tan solidario que tubieron con nuestra Iglesia de haber donado su tiempo y su dinero para apadrinar a los niños de la iglesia TBM-Missions, y Misiones T.B.M. El Salvador...

Su ayuda nos dio una luz de esperanza para compartir las buenas nuevas de salvacion, y asi poder llevar a cabo el evento que se realizo el dia 24 de Diciembre del 2016.



Gracias a sus donativos fue posible llevar a cabo la campaña evangelistica, y compartir la palabra de Dios y dar regalos, comida, ropa, felicidad a niños y miembros de la iglesia del Señor Jesus.


La Iglesia, el ministerio pastoral y en conjunto con los miembros, de Misiones, estamos muy agradecidos con ustedes. Debería haber muchas más personas como ustedes pues así el mundo sería distinto.

Cordialmente


Pastor/Lic. Roberto Antonio Bonilla                  Ministra/ Sandra Leticia Mejía de Bonilla
I.T.B.M. Pastor Principal,                                       I.T.B.M. Secretario General

Comunidad de Las Margaritas, sector 4 Santa Tecla, Nueva San Salvador.
Cel. 6312-6021 o 2312-7536 http://tbm-missions.blogspot.mx/

martes, 29 de noviembre de 2016

¡Gané! ¡Soy rico! ¡No lo puedo creer!


Aportacion de: Ben Ayala
Hay una publicidad por televisión que muestra a una persona abriendo la puerta y viendo a alguien que le entrega un cheque por una cantidad enorme de dinero. Ante eso, el sorprendido destinatario empieza a gritar, cantar, saltar y abrazar a todo el mundo. «¡Gané! ¡Soy rico! ¡No lo puedo creer! ¡Se terminaron los problemas!»

Hacerse rico de repente 
desencadena una gran reacción emocional.

* * * 

En el Salmo 119, encontramos esta notable declaración: «Me he gozado en el camino de tus testimonios más que de toda riqueza» (v. 14). 

¡Qué comparación! ¡Obedecer a Dios en la vida puede ser tan emocionante como recibir una fortuna! 

El v. 16 repite la idea cuando el salmista expresa su gratitud y alegría: «Me regocijaré en tus estatutos; no me olvidaré de tus palabras».

  • ¿Y si no nos sentimos así? 
  • ¿Podemos regocijarnos en las instrucciones de Dios como si recibiéramos una fortuna? 

Todo comienza con ser agradecidos, lo cual implica una actitud y una elección. 

Nuestra atención se centra en lo que valoramos; por eso, debemos dar gracias por lo que Dios nos da para nutrir nuestra alma, y pedirle que nos abra los ojos para apreciar la sabiduría y la paz que transmite su Palabra.

¡Nos hacemos ricos al amar a Dios cada día más!

Oremos:

""Señor, gracias por la riqueza de los consejos sabios de tu Palabra. Ayúdame a disfrutarla, Amen""

Los ricos tesoros de la verdad de Dios están esperando ser descubiertos en su Palabra.

~ ~ ~
Hno. Ben Ayala

domingo, 27 de noviembre de 2016

El Paquete más frágil - Lucas 2:1-7


Aportacion de: Ben Ayala 
Cuando regalamos algo que puede romperse, nos aseguramos de que la caja lleve impresa en letras grandes la palabra FRÁGIL, ya que queremos que la traten con cuidado.
******
¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Corintios 9:15).
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

El regalo de Dios para nosotros vino en el paquete más frágil de todos: un bebé. 

A veces, imaginamos que el día de Navidad fue una escena hermosa como la de las tarjetas, pero cualquier madre puede decirte que no fue así. 

María estaba cansada y, probablemente, se sentía insegura. 

Era su primer hijo, y este había nacido en un lugar totalmente antihigiénico. 

Ella «lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón» (Lucas 2:7).

Un bebé necesita cuidados permanentes. 
Llora, come, duerme y depende de quienes lo cuidan. 
Tampoco puede tomar decisiones. 
En la época de María, la mortalidad infantil era elevada, y, a menudo, las madres morían al dar a luz.
¿Por qué escogió Dios una manera tan frágil 
de enviar a su Hijo al mundo? 
Porque tenía que ser como nosotros para poder salvarnos. 

El mayor regalo del cielo vino en el frágil cuerpo de un bebé, pero Dios asumió ese riesgo porque nos ama. 

¡Estemos hoy agradecidos por semejante regalo!

Oremos:

"Señor fuerte y poderoso, gracias por volverte pequeño y frágil aquel día hace tantos años. Me asombra lo que hiciste por mí y por el resto del mundo."

Amen !!
*******
FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO 2017


jueves, 17 de noviembre de 2016

Eres rama que produce frutos o tus frutos son malos?

La  Vid - Los Pampanos - Los Frutos JUAN 15: PREGUNTA: Cuales son tus frutos? Tu conciencia y tu corazon te diran, si te rindes y aceptas oirlos..!

1. YO soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2. Todo pampano que en mi no lleva fruto, lo quitara; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiara, para que lleve mas fruto.

QUE ES UNA VID: En horticultura, la vid, es una planta trepadora de tronco retorcido con renuevos o ramas tiernas y largas, flexibles y nudosas, que brotan de la planta. Tiene hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lobulos puntiagudos; echa flores verdosas en racimos que se transforman en uvas. El fruto de la vid es, pues, la uva. ---- Esta planta es originaria de Asia, y se cultiva en todas las zonas templadas.

SIGNIFICADO BIBLICO DE LA VID:

En el Antiguo Testamento: la VID representa al pueblo de Israel (Salmo 80:8-9), que es amado y protegido del Senor, pero que por su orgullo, testadurez, idolatria y desobediencia continua, se convirtio en una vid salvaje que solo producia uvas amargas (Isaias 5).

En el Nuevo Testamento: la condicion de VID pasa del pueblo de Israel a Jesus. Jesus mismo dice: YO soy la vid verdadera. -- Jesus es la verdadera vid porque cumplio con lo que Dios tenia para Israel. --- El lugar de Israel como pueblo de Dios es ahora tomado por Jesus = LA VID, y sus discipulos = LAS RAMAS.

Ya no es por la sangre judia que el pueblo de Israel se conecta o se relaciona con Dios, es ahora por su relacion con Jesus. La vieja comunidad cesa de existir para establecerse una nueva: la relacion de Jesus con sus discipulos y con nosotros. ES NUESTRA RELACION CON JESUS LO QUE NOS CONECTA A LA VID DE DIOS.

QUE REQUIERE UNA VID: Requiere tres (3) cosas:

1. requiere de un labrador que la cuide;

2. requiere que el labrador la pode,

3. requiere de ramas que produzcan frutos y mas frutos.

En toda vina es necesario que haya una persona que cuide, limpie, riegue y vigile constantemente las plantas. Esta persona es el LABRADOR o VINADOR.

Cada ano el labrador tiene que limpiar el suelo en donde se encuentran las plantas, ver la condicion de las plantas, recortar el exceso de hojas, podar las ramas para que los pampanos o renuevos puedan crecer vigorosos y producir una buena cosecha, y quitar las ramas secas, que luego son echadas al fuego y quemadas. A veces es necesario recortar las plantas hasta el mismo tronco de la mata, para que los renuevos surjan con mas vigor y produzcan una cosecha super abundante.

En el relato biblico de la vid, Jesus dice que el labrador es su Padre. Y si Jesus es la vid y nosotros las ramas o renuevos (pampanos), nosotros tambien somos cuidados por nuestro Padre celestial, somos podados para producir mejor fruto y hasta quitados y echados al fuego si estamos secos.

CUALES SON LAS PARTES DE UNA VID:

Al igual que toda planta fructifera, la vid tiene un tronco, ramas o retonos, hojas, flores y frutos.

Una de las partes mas importantes de una planta son LAS RAMAS. Sin ellas, la planta no puede producir FRUTOS.

Las ramas son de la misma naturaleza que la planta, y tiene una sola vida y un espiritu con ella. De aqui surgen 3 lecciones importantes:

1. Una de total consagracion = asi como las ramas viven solo para producir frutos, asi nosotros debemos vivir para producir frutos.

2. Una de absoluta dependencia = asi como las ramas dependen para su subsistencia del alimento que la vid le suministra, asi debe ser nuestra dependencia en Cristo.

3. Una de confianza absoluta (comparable a nuestra fe) = asi como las ramas se someten y dependen de la vid para poder recibir, incluso la salud, asi debemos someternos y depender para poder recibir: Yo puedo todas las cosas a traves de Cristo que me fortalece.

COMO SE RECORTA UNA VID:

En JUAN 15:2 se mencionan 2 formas en que Dios recorta las ramas:

1. Quitandolas (eliminandolas) por completo.

2. Limpiandolas para que produzcan mas fruto que antes.


En el mundo natural:

Toda madera muerta debe ser eliminada, porque se convierte en habitacion de insectos y enfermedades que causan que la mata se pudra.

Toda madera viva debe recortarse drasticamente con el objeto de prevenir que la vida de la vid sea absorbida por la madera de la rama en lugar de ser absorbida por los frutos. Por esto es que la vid se recorta casi hasta el tronco despues de la cosecha, para que luego en el otono surja frondoso y lleno de fruta.

Asi como el labrador poda sus vinedos, Dios corta la madera muerta de entre sus santos (Judas) y poda la madera con vida (Pedro). A veces el recorte es tan excesivo que parece injusto; pero estos son los santos que habiendo sufrido mucho, producen una mayor abundancia de frutos, pues la vida que sale de la vid para alimentar a la rama y a los frutos, va a producir una sobreabundante cosecha.

En el mundo espiritual:

Las ramas secas se identifican con las personas que ya no viven en Cristo. A estas personas Dios las rechaza. Ejemplo de ello fue Judas Iscariote. El andaba con Jesus, era uno de sus discipulos, pero sus frutos fueron malos.

Las ramas vivas son aquellas personas que guardan y cuidan su relacion con Cristo y a las cuales Dios les poda de sus vidas cualquier cosa que pueda desviar o estorbar el flujo vital de la vida de Cristo en sus vidas. Ejemplo: Pedro.


PUEDE QUE ALGUNAS RAMAS DE LA MISMA VID PRODUZCAN FRUTOS MALOS Y OTRAS RAMAS PRODUZCAN FRUTOS BUENOS?:

Si, puede suceder. En toda planta existen ramas que producen frutos malos. (Ejemplo: Judas.) Estas son las que el labrador rechaza y lanza al fuego. En cambio, las ramas vivas como Pedro, son las que van a ser recortadas con el objeto de producir los mejores frutos.

Hablando espiritualmente, el fruto es la cualidad del caracter cristiano que le trae gloria a Dios a traves de su vida y de su testimonio.

Fruto es todo lo que le trae gloria a Dios. Fruto es todo lo que hacemos conforme a la voluntad de Cristo. Fruto es permitir que Cristo viva y se manifieste a traves de uno.

Pero, para que esto funcione asi, es necesario que estemos en Cristo y EL en nosotros, porque sin EL nada podemos hacer (JUAN 15:4 y 5). Nuestras iglesias estan llenas de personas que piensan que por cuanto creyeron, estan salvos del infierno; pero no computan en su cerebro que es requisito indispensable el estar en Cristo. Otros, ahogan la Palabra por motivo de los afanes de la vida, o por su prosperidad, y abandonan el seguir a Cristo. Otros es porque su religion o su fe esta puesta en la sabiduria de hombres y no en el poder de Dios. Estos son los que cuando los problemas, la tentacion o la persecucion viene, se retiran, porque no estaban anclados en Cristo.

Nosotros debemos echar raices en Cristo, ser alimentados por el Espiritu, para darle el primado a la obra y a la gloria de Jesus.


COMO SE YO QUE CLASE DE RAMA SOY:

MATEO 13:23, cuando habla de los terrenos en donde cayo la semilla, dice: ...la que fue sembrada en buena tierra, este es el que oye y entiende la palabra, y da fruto.

PROV. 11:30 dice: El fruto del justo es arbol de vida.

MATEO 7:20 dice: ....por sus frutos los conocereis.

ROMANOS 7:4 dice que debemos llevar fruto para Dios.

GALATAS 5:22 describe los frutos del Espiritu.


Si fruto es la cualidad del caracter cristiano que le trae gloria a Dios a traves de su vida y de su testimonio y si fruto es todo lo que hacemos conforme a la voluntad de Cristo y si fruto es permitir que Cristo viva y se manifieste a traves de uno, entonces yo soy una rama viva.


Y COMO PODRIA YO DISTINGUIR ENTRE LOS QUE LLEVAN UNA VIDA LLENA DEL ESPIRITU (ramas vivas) Y LOS QUE NO (ramas secas):

La Biblia nos dice que hay 3 clases de personas:

1. EL HOMBRE NATURAL (es el que no ha recibido a Cristo) -- 1 COR. 2:14 dice: Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espiritu de Dios, porque para el son locuras, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

2. EL HOMBRE ESPIRITUAL (es el cristiano que es dirigido, facultado y habilitado por el Espiritu Santo) -- 1 COR. 2:15 dice: ....el espiritual juzga todas las cosas... y el 2:16 dice: ...tenemos la mente de Cristo.

3. EL HOMBRE CARNAL (es el cristiano que vive una vida de derrota porque trata de vivir la vida cristiana por sus propios medios, esfuerzos y conceptos propios; es el que trata de alimentarse de la vid mediante sus propios esfuerzos sin dejar que sea la vid la que le suministre el alimento) -- 1 COR. 3:1-3 dice: De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a ninos en Cristo. Os di a a beber leche, y no vianda, porque aun no erais capaces, ni sois capaces todavia, porque aun sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y desensiones, no sois carnales y andais como hombres?


En conclusion, el hombre natural no es cristiano porque nunca conocio a Cristo. En cambio, el hombre espiritual y el hombre carnal si son cristianos porque ambos han recibido a Cristo, pero en el espiritual se manifiestan los frutos de Espiritu, y en el carnal se manifiestan los frutos de la carne.

Podemos decir, entonces, que conectados a la vid habemos espirituales (ramas vivas) y carnales (ramas secas).


Y CUALES SON LOS FRUTOS DEL UNO Y DEL OTRO:

Pablo, hablandole a los GALATAS cristianos, menciona en el capitulo 5 versos 19 al 23 la existencia de 2 clases de frutos:

1. los frutos de la carne, y,

2. los frutos del Espiritu.

Esta enumeracion es dada como un ejemplo en el cual debemos mirarnos de la misma manera que nos miramos en un espejo, para ver que clase de frutos estamos produciendo; pero tambien, el mismo Pablo dice en el verso 21, cuando enumera a los frutos de la carne, que ademas de los que el menciona, hay otros mas; esto significa que la lista es mas extensa aun.


Los frutos de la carne: (GAL. 5:19 al 21)

El ser humano es egoista por naturaleza, hace cosas que no debiera hacer. Toda persona que no se deja guiar por el Espiritu, terminara por darle rienda suelta a los deseos de la carne.

Jesus no nos libero del pecado para que fueramos a usar esta libertad para darle rienda suelta a la carne y para sujetarnos de nuevo al yugo de esclavitud, como hicieron los Galatas (5:13,16,17,24,25; Rom. 6:1,2), pues, al aceptar ser circuncidados se desligaban de Cristo y lo sustituian por la ley mosaica; y esto, los haria regresar a su vieja naturaleza y a una vida carnal. En esta situacion no podian ser parte de la vid, y en consecuencia, sus ramas moririan y tendrian que ser echados al fuego. Por eso el apostol Pablo dice en GAL. 5:21 ...los que practican tales cosas no heredaran el reino de Dios.

Los frutos de la carne son:

1. INMORALIDAD SEXUAL (conducta inmoral; relaciones sexuales inmorales; la pornografia en todas sus formas)

2. IMPUREZA (pecados sexuales, hechos y vicios, incluyendo pensamientos y deseos del corazon).

3. CORRUPCION (sensualidad; dar rienda suelta a las pasiones y a los deseos al punto de no tener verguenza o decencia publica)

4. IDOLATRIA (adoracion de espiritus, personas o imagenes; confiar en cualquier persona, institucion o cosa que tenga igual o mayor autoridad que Dios y su palabra)

5. HECHICERIA (brujeria, santeria, espiritismo, magia negra, adoracion de demonios y uso de drogas para producir experiencias fisicas o espirituales)

6. ENEMISTADES: Odio intenso. Intenciones y actos hostiles; desagrado extremo.

7. PLEITOS: Discordia; argumentar; antagonismo; lucha para ser superior a otros. (Rom.1:29; 1 Col. 1:11; 3:3)

8. CELOS: Resentimiento, envidia por el exito de otro. (Rom.13:13; 1 Cor. 3:3)

9. IRAS: Explosiones de coraje que producen palabras y hechos violentos. (Col. 3:8)

10. CONTIENDAS: Ambicion egoista; busqueda de poder. (2 Cor.12:20; Filep. 1:16-17)

11. HEREJIAS: Introducir ensenanzas que producen division y que no son respaldadas por la palabra de Dios. (Rom. 16:17)

12. DISENSIONES: Sedicion; alzamiento contra la autoridad; division dentro de la congregacion en grupos egoistas o situaciones que destruyen la unidad de la iglesia. (1 Cor. 11:19)

13. ENVIDIAS: Resentimiento o antipatia hacia otra persona que tiene algo que uno desea.

14. BORRACHERAS: Embriaguez que causa deterioro mental o del control fisico ocasionado por bebidas alcoholicas.

15. ORGIAS: Fiestas excesivas y jolgorios; un espiritu de fiesta que envuelve alcohol, drogas, sexo o similares.


El apostol Pablo, hablando de estas personas dice que cualquier cristiano que haga alguna de estas cosas, se cierra las puertas del reino de Dios y no posee la salvacion eterna (GAL. 5:21)


Los frutos del Espiritu:

Es el que se produce en los hijos de Dios a medida que le permiten al Espiritu el dirigirlos e influenciar sus vidas para destruir el poder del pecado, especialmente los actos de naturaleza pecaminosa y caminar en comunion con Dios. Los frutos del espiritu incluyen:

1. AMOR (cuidar de y buscar el mas alto bienestar de otra persona sin ganancia personal ni motivos egoistas) - Rom.5:5; 1 Cor. 13; Ef. 5:2; Col. 3:14.

2. GOZO (la sensacion de alegria basada en el amor, la gracia, las bendiciones, promesas y acercamiento de Dios que pertenece a aquellos que creen en Cristo)-- Salmo 119:16; 2 Cor.6:10 y 12:9; 1 Ped.1:8

3. PAZ (la tranquilidad del corazon y de la mente basado en el conocimiento de que todo esta bien entre el creyente y su Padre celestial)---Rom.15:33; Filp.4:7; 1 Tes.5:23; Heb. 13:20

4. PACIENCIA (resistencia, soportando; siendo lento para airarse o desesperarse)--Ef. 4:2; 2 Tim.3:10; Heb. 12:1

5. BENIGNIDAD (no queriendo hacerle dano a nadie o causarles dolor)-- Ef. 4:32; Col.3:12; 1 Ped.2:3.

6. BONDAD (el celo por la verdad y la justicia, y el desagrado por lo malo; puede expresarse en actos de benignidad o en reprender y corregir lo malo)-Lucas 7:37-50; Mateo 21:12-13

7. FE (firmeza y lealtad inconmovible a una persona a la cual estamos unidos por un promesa, confianza y honestidad)-- Mt.23:23; Rom.3:3.

8. MANSEDUMBRE (freno unido a la fuerza y a la valentia; describe a una persona que puede tener coraje cuando se necesite y sumisa cuando la sumision se necesite)

9. TEMPLANZA (control propio; controlar nuestros deseos y pasiones, incluyendo la fidelidad a los votos matrimoniales, y a la pureza)


Pablo mismo dice que debemos practicar estas virtudes una y otra vez, ya que no hay restricciones para este estilo de vida. Y todo esto lo podemos si mantenemos y celamos nuestra relacion con Cristo.


Para el HOMBRE ESPIRITUAL, Dios ha provisto una vida abundante y fructifera. Jesus dice en JUAN 10:10 ...yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Y en JUAN 15:5 dice Yo soy la vid, vosotros los pampanos; el que permanece en mi y yo en el, este lleva mucho fruto; porque separados de mi nada podeis hacer. Y dice tambien en HECHOS 1:8 ....pero recibireis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espiritu Santo, y me sereis testigos en Jerusalen, en toda Judea, en Samaria y hasta lo ultimo de la tierra.

martes, 15 de noviembre de 2016

Los errores que podrían llevarnos a una situación o suceso que produce gran dolor y sufrimiento.

¿De qué dos formas nos benefician los ejemplos de la Biblia?

Los servidores de Dios sabemos que la Biblia encierra relatos muy beneficiosos. Pone ante nosotros el ejemplo de hombres y mujeres fieles dignos de imitar por su vida y sus cualidades (Heb. 11:32-34).

Pero también contiene historias que nos sirven de advertencia, pues nos hablan de personas cuya conducta y actitud hacemos bien en no copiar. En realidad, algunos personajes mencionados en las Escrituras son las dos cosas: unas veces, modelos de conducta, y otras, ejemplos de lo que debemos evitar.

Pensemos en David, el humilde pastor que se convirtió en poderoso rey. Por un lado fue un dechado de amor a la verdad y confianza en Jehová; por otro, cayó en graves pecados, entre ellos los cometidos en el caso de Bat-Seba y Urías, y su desacertada decisión de ordenar un censo. No obstante, hoy no vamos a centrarnos en él, sino en su hijo Salomón, quien también fue rey y escritor de la Biblia. Veamos primero en qué dos aspectos fue un hombre ejemplar.

“Jehová [...] nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas.” (ISA. 2:3).

“La sabiduría de Salomón”  ¿Por qué podemos decir que Salomón es un buen ejemplo?
Jesús, quien fue prefigurado por Salomón, habló favorablemente de este rey, presentándolo como un buen ejemplo. Lo hizo al decir a unos judíos incrédulos: “La reina del Sur será levantada en el juicio con esta generación, y la condenará; porque ella vino desde los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, pero, ¡miren!, algo más que Salomón está aquí” (Mat. 12:42). En efecto, aquel monarca se hizo célebre por su sabiduría y animó a todos a buscarla con empeño.

¿De qué manera obtuvo Salomón la sabiduría, y de qué forma la obtenemos nosotros?

Al comienzo del reinado de Salomón, Jehová se le apareció en un sueño y lo invitó a pedirle lo que quisiera. Consciente de su poca experiencia, el monarca pidió sabiduría(léase 1 Reyes 3:5-9). Dios quedó muy complacido de que, en vez de preocuparse por la fortuna y la gloria, le hubiera hecho esa solicitud, de modo que le concedió “un corazón sabio y entendido”, aparte de grandes riquezas (1 Rey. 3:10-14). Como señaló Jesús, su fama llegó hasta la reina de Seba, quien hizo un largo viaje para ver si de verdad era tan sabio (1 Rey. 10:1, 4-9).

Hoy no esperamos recibir milagrosamente la sabiduría. Es cierto que Salomón dijo que es Jehová quien la da, pero también indicó lo que debe hacer cada uno a fin de adquirirla: “Con tu oído [presta] atención a la sabiduría, para que inclines tu corazón al discernimiento”. Además, mostró que esta cualidad divina solo se consigue con esfuerzo, pues usó expresiones como “si clamas”, “si sigues buscando” y “si sigues en busca” (Pro. 2:1-6). Como vemos, es algo que debemos y podemos obtener.

¿De qué formas mostramos que estamos imitando el ejemplo de aprecio por la sabiduría que dejó Salomón?
Convendría preguntarse: “¿Tomo en serio el ejemplo de Salomón y aprecio la sabiduría divina tanto como él?”. Hoy, la inestabilidad económica lleva a muchos a concentrarse en el trabajo y el dinero, e influye en sus decisiones sobre qué tipo de estudios cursar y por cuánto tiempo. ¿Qué hay de nosotros y nuestras familias? ¿Indican nuestras decisiones que valoramos la sabiduría divina y vamos en busca de ella? ¿Podríamos adquirirla a mayor grado modificando nuestras perspectivas y metas? Los beneficios de obtenerla y aplicarla en la vida son duraderos. A quien actúe así, Salomón le da esta garantía: “En tal caso entenderás justicia y juicio y rectitud, el derrotero entero de lo que es bueno” (Pro. 2:9). Trajo la paz al poner en alto la adoración verdadera

¿Cómo llegó a contar Dios con un gran templo?

En la primera parte de su reinado, Salomón tomó medidas para reemplazar el tabernáculo —que venía usándose desde tiempos de Moisés⁠— por un magnífico santuario (1 Rey. 6:1). Lo llamamos el templo de Salomón, pero no porque fuera idea suya ni un medio con el que pretendiera hacerse famoso como arquitecto o generoso benefactor. En realidad, quien propuso su edificación y aportó buena parte de los fondos fue David, y quien proporcionó los detalles sobre su diseño y mobiliario fue Dios (2 Sam. 7:2, 12, 13; 1 Cró. 22:14-16). Aun así, Salomón fue el responsable de ejecutar las obras, que duraron siete años y medio (1 Rey. 6:37, 38; 7:51).

a) ¿Qué ejemplo de perseverancia nos dio Salomón?

b) ¿Qué efecto tuvo el que Salomón exaltara la adoración verdadera?

De este modo, Salomón nos dejó un ejemplo al dar prioridad a lo más importante y perseverar en las buenas obras. Cuando se terminó el templo y se introdujo el arca del pacto, ofreció una oración pública en la que dijo a Jehová: “Que tus ojos resulten estar abiertos hacia esta casa noche y día, hacia el lugar del cual dijiste: ‘Mi nombre resultará estar allí’, para escuchar la oración con que tu siervo ore hacia este lugar” (1 Rey. 8:6, 29). Israelitas y extranjeros podrían dirigir sus plegarias hacia este santuario edificado en honor del nombre de Dios (1 Rey. 8:30, 41-43, 60).

¿Qué efecto tuvo el que Salomón exaltara así la adoración verdadera? Tras la inauguración del templo, todos estaban “regocijándose y sintiéndose alegres de corazón por todo el bien que Jehová había ejecutado para David su siervo y para Israel” (1 Rey. 8:65, 66). Sus cuarenta años de reinado se distinguieron por una gran paz y prosperidad(léase 1 Reyes 4:20, 21, 25). Esta situación se refleja en el Salmo 72, que nos permite hacernos una pequeña idea de las bendiciones que disfrutaremos bajo el gobierno de Cristo, el rey representado por Salomón (Sal. 72:6-8, 16).

Las advertencias que encierran los errores de Salomón ¿Qué error de Salomón nos viene enseguida a la mente?

Entonces, ¿por qué decimos que la vida de Salomón también constituye una advertencia? Es probable que el primer error que nos venga a la mente sea que tuvo concubinas y esposas extranjeras. Dice la Biblia: “Al tiempo en que envejeció Salomón aconteció que sus esposas mismas habían inclinado el corazón de él a seguir a otros dioses; y su corazón no resultó completo para con Jehová” (1 Rey. 11:1-6). Sin duda, no queremos actuar de forma tan insensata. Pero ¿fue ese el único error de este rey? No. Hay otros detalles que fácilmente pueden pasarse por alto y que nos muestran conductas que debemos evitar.

¿Cuáles fueron las consecuencias del primer matrimonio de Salomón?

El gobierno de Salomón duró cuarenta años (2 Cró. 9:30). Teniendo esto presente, ¿qué aprendemos de 1 Reyes 14:21? (Léase.) Según este versículo, cuando él murió lo sucedió su hijo Rehoboam, de 41 años, cuya madre era “Naamá la ammonita”. Se ve que, ya antes de subir al trono, Salomón había contraído matrimonio con una extranjera de una nación idólatra y enemiga de su pueblo (Jue. 10:6; 2 Sam. 10:6). No sabemos si esta mujer adoró ídolos. De ser así, pudo haber dejado la religión falsa y luego abrazar la verdadera, como hicieron Rahab y Rut (Rut 1:16; 4:13-17; Mat. 1:5, 6). Sea como fuere, es probable que Salomón tuviera que relacionarse con los padres de ella y con otros parientes que no servían a Jehová.

¿Qué mala decisión tomó Salomón al principio de su reinado, y cómo pudo haber tratado de justificarla?
La situación tomó un rumbo decididamente malo tras la coronación. “Salomón procedió a formar una alianza matrimonial con Faraón el rey de Egipto y a tomar la hija de Faraón y traerla a la Ciudad de David.” (1 Rey. 3:1.) ¿Abrazó ella en algún momento la religión verdadera, como Rut? La Biblia no indica que obrara así. Lo que sí indica es que cuando Salomón le edificó una casa (quizás también para sus doncellas egipcias), la hizo fuera de la Ciudad de David. ¿Por qué? Las Escrituras señalan que tomó esta medida porque era inapropiado que los paganos vivieran junto al arca del pacto (2 Cró. 8:11).

Salomón tal vez contrajo matrimonio con la princesa egipcia pensando en las posibles ventajas políticas. Pero ¿se justificaba su decisión? No. Siglos antes, Dios había prohibido a sus siervos casarse con las mujeres de Canaán, enumerando específicamente varios pueblos de aquella tierra pagana (Éxo. 34:11-16). ¿Razonó Salomón que, como Egipto no aparecía en la lista, su conducta no era censurable? Si lo hizo, no tenía excusa. Estaba pasando por alto un peligro que Jehová había mencionado expresamente: ser desviado a la religión falsa (léase Deuteronomio 7:1-4).

¿Cómo mostramos que hemos aprendido de los errores de Salomón?

¿Demostraremos con nuestra conducta que hemos aprendido de los errores de Salomón? Una hermana tal vez trate de encontrar alguna justificación para tener relaciones románticas con un no creyente, dejando a un lado las claras instrucciones divinas de “casarse [...] solo en el Señor” (1 Cor. 7:39). Con pretextos similares, algunos quizás participen en su centro de estudios en asociaciones y equipos deportivos fuera de horas de clase, declaren menos ingresos de los reales o mientan cuando deberían revelar acciones por las que se exponen a sufrir vergüenza. El punto es que todos podríamos caer en el error de buscar pretextos para no cumplir con los mandatos de Dios, tal como seguramente hizo Salomón.
¿Cómo demostró misericordia Jehová a Salomón, pero qué no deberíamos olvidar nunca?
Cabe destacar que la Biblia menciona en primer lugar que Salomón se casó con esa princesa extranjera y luego relata que recibió la sabiduría que había solicitado, así como abundantes riquezas (1 Rey. 3:10-13). Aunque había desoído las instrucciones de Dios, no leemos que él lo rechazara enseguida como rey ni que lo disciplinara con severidad. Y es que Jehová comprende que los humanos estamos formados del polvo y somos imperfectos (Sal. 103:10, 13, 14). Pero no olvidemos nunca que nuestros actos tienen consecuencias, sea que vengan inmediatamente o con el transcurso del tiempo.

¡Tantas esposas! ¿Qué mandato desoyó Salomón al tomar muchas esposas?

En el Cantar de los Cantares, el rey exclamó con admiración que cierta joven virgen era más bella que 60 reinas y 80 concubinas (Cant. de Cant. 6:1, 8-10). ¿Aludía aquí Salomón a su situación en aquel punto de su reinado? Si es así, ya contaba con muchas mujeres. No sabemos si entonces la mayoría de ellas, o incluso todas, adoraban al Dios verdadero. En cualquier caso, Salomón había desobedecido la orden divina, transmitida mediante Moisés y referida al rey de Israel: “[No] debe él multiplicarse esposas, para que no se desvíe su corazón” (Deu. 17:17). Pero nuevamente vemos que Jehová no se apartó de él. Es más, siguió bendiciéndolo al usarlo para componer el Cantar de los Cantares.

¿Qué hecho no deberíamos ignorar?

¿Quiere decir lo anterior que Salomón podía hacer caso omiso de las leyes divinas y librarse del castigo o que podamos hacerlo nosotros? No. Lo que muestra es que la paciencia de Jehová se extiende a veces durante tiempo. Sin embargo, el que un siervo de Dios desobedezca sus mandatos y no sufra las consecuencias de inmediato no significa que no las vaya a sufrir más tarde. Recordemos que el propio Salomón escribió: “Por cuanto la sentencia contra una obra mala no se ha ejecutado velozmente, por eso el corazón de los hijos de los hombres ha quedado plenamente resuelto en ellos a hacer lo malo”. Y luego añadió: “Sin embargo también me doy cuenta de que les resultará bien a los que temen al Dios verdadero, porque le han tenido temor” (Ecl. 8:11, 12).

¿Cómo ilustra el caso de Salomón la verdad de Gálatas 6:7?

18 ¡Qué lástima que Salomón se olvidara de esa verdad divina! Es cierto que había hecho muchas cosas bien y que por años había gozado de la bendición de Dios. Pero con el tiempo dio un paso en falso tras otro, cayendo en un mal patrón de comportamiento. Siglos después, el apóstol Pablo escribió por inspiración unas palabras muy ciertas: “No se extravíen: de Dios uno no se puede mofar. Porque cualquier cosa que el hombre esté sembrando, esto también segará” (Gál. 6:7). Salomón desobedeció a Jehová, pues “amó a muchas esposas extranjeras junto con la hija de Faraón, a moabitas, ammonitas, edomitas, sidonias e hititas” (1 Rey. 11:1). Es probable que un buen número de ellas mantuvieran su devoción a los dioses falsos, y el monarca no fue inmune a su influencia. Con los años cosechó los tristes frutos de su conducta, pues terminó descarriándose y perdiendo el favor de nuestro paciente Dios (léase 1 Reyes 11:4-8).

Imitemos sus virtudes y evitemos sus errores ¿Qué buenos ejemplos contiene la Biblia?

En su bondad, Jehová hizo que Pablo redactara estas palabras: “Todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza” (Rom. 15:4). Entre las “cosas que fueron escritas” figuran muchos ejemplos positivos de hombres y mujeres de extraordinaria fe. Pablo señaló: “¿Y qué más diré? Porque me faltará tiempo si sigo contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como también de Samuel y de los demás profetas, que por fe derrotaron reinos en conflicto, efectuaron justicia, obtuvieron promesas [...] [y hallándose en] un estado débil fueron hechos poderosos” (Heb. 11:32-34). Ciertamente, podemos y debemos beneficiarnos de los buenos ejemplos de las Escrituras. Lo haremos si aprendemos las lecciones que nos brindan estos personajes bíblicos y tratamos de ponerlas en práctica.
¿Por qué estamos decididos a beneficiarnos de las advertencias que contienen algunos ejemplos bíblicos?
Sin embargo, la Biblia contiene también ejemplos que nos sirven de advertencia. Hallamos algunos en las vidas de hombres y mujeres a los que Dios aceptó y utilizó como siervos suyos en un determinado momento. Al leer las Escrituras, podemos notar cuándo y cómo se descarriaron y llegaron a ejemplificar errores que debemos evitar. A veces observaremos que fueron desarrollando malas actitudes y tendencias, lo que al final los llevó a sufrir consecuencias lamentables. ¿Cómo extraemos lecciones de estos relatos? Preguntándonos: “¿Qué llevó a esa situación? ¿Podría pasarme a mí algo parecido? ¿Qué puedo hacer para aprender de este error y evitar cometerlo?”.

Hacemos bien en tomar en serio estos relatos, pues Pablo señaló por inspiración: “Estas cosas siguieron aconteciéndoles como ejemplos, y fueron escritas para amonestación de nosotros a quienes los fines de los sistemas de cosas han llegado” (1 Cor. 10:11).

¿Qué hemos aprendido?

Cómo nos benefician los ejemplos bíblicos de virtudes y errores, no a adoptar un mal patrón de conducta, qué aprendamos de los errores, que nos guiemos por la sabiduría divina, tomando en cuenta las advertencias que encierra este ejemplo narrativo a través de la Divina Palabra de Dios.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Demos nuestro Testimonio de el Señor en Dondequiera...



Vivo en una pequeña ciudad mexicana donde todas las mañanas y las tardes puede escucharse un grito distintivo: «¡Paaan!». Un hombre en una bicicleta, con una canasta enorme, ofrece una gran variedad de panes frescos, dulces y salados. Antes, yo vivía en una ciudad más grande, donde tenía que ir a comprar pan a la panadería, pero ahora, disfruto de que me lo traigan fresco cerca a mi casa.
Aportacion de: Ben Ayala
~ ~ ~ ~

Pasando de la idea del alimento físico al hambre espiritual, pienso en las palabras de Jesús: «Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre» (Juan 6:51).

Alguien dijo que evangelizar consiste en que un mendigo le dice a otro dónde encontrar pan. Muchos podemos afirmar: «Antes, estaba espiritualmente hambriento, muriéndome de hambre a causa de mis pecados. Entonces, escuché la buena noticia. Alguien me dijo dónde encontrar pan: en Jesús. ¡Y mi vida cambió!».

Ahora tenemos el privilegio y la responsabilidad de guiar a otros a este Pan de vida.

Podemos hablar de Jesús en nuestro barrio, lugar de trabajo, escuela y sitios de recreo; en la sala de espera, el autobús o el tren, y aprovechar también las amistades para comunicar la buena nueva.

Jesús es el Pan de vida. 
Demos a todos la gran noticia.

Oremos:

"Señor, quiero testificar de ti en todas partes, Amen"

Comparte el Pan de vida dondequiera que estés.

* * *
Hno. Ben Ayala

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Pedirle señales a Dios.


Aportacion de: Ben Ayala

Un joven que conozco suele pedirle señales a Dios, aunque, en realidad, lo que busca es una confirmación de lo que siente. Por ejemplo, ora así: «Señor, si quieres que haga x, haz y, y sabré que está bien»

Esto genera un dilema. 

Por su forma de orar y la manera en que cree que Dios responde, siente que debe volver con su ex novia, Sin embargo, ella está totalmente segura de que Dios quiere lo contrario.

~ ~ ~

Los líderes religiosos de la época de Jesús exigían una señal para que Él validara sus afirmaciones (Mateo 16:1), pero no buscaban la guía divina, sino que desafiaban su autoridad. La dura respuesta del Señor, «la generación mala y adúltera demanda señal» (v. 4), los acusó de ignorar las claras profecías de la Escritura que indicaban que Él era el Mesías.

Dios quiere que busquemos su guía en oración (Santiago 1:5), y nos da el Espíritu (Juan 14:26) y su Palabra (Salmo 119:105) para que nos dirijan. 

También nos da consejeros y líderes sabios, y el ejemplo del propio Jesús.

  • Es sabio pedirle al Señor instrucciones claras, pero Él no siempre las da de la manera que queremos o esperamos. 
  • Quizá lo más importante de orar es que aprendemos más sobre la naturaleza de Dios y cultivamos nuestra relación con el Padre.
Oremos:

"Señor, que al buscar tu guía hoy en oración, te conozca mejor a ti y tus caminos, Amen"

La mejor manera de conocer la voluntad de Dios 
es tener voluntad de cumplirla.

* * *
Hno. Ben Ayala

sábado, 5 de noviembre de 2016

Es mejor escuchar las suaves palabras del sabio....


~ ~ ~

Hace poco, el esposo de una amiga muy estimada, escribió en una red social: «Diría muchas cosas más por la web si no fuera por esta vocecita que me incita a no hacerlo. Como seguidor de Cristo, uno podría pensar que esa voz es el Espíritu Santo. Pero no, no es así. Es mi esposa».

~ ~ ~
Aportacion de: Ben Ayala

La sonrisa que esto genera viene acompañada de una sobria reflexión: las advertencias de un amigo pueden reflejar la sabiduría divina. Eclesiastés 9 afirma que «es mejor escuchar las suaves palabras del sabio» (v. 17 rvc).

Las Escrituras nos exhortan a no ser sabios en nuestra propia opinión ni soberbios (Proverbios 3:7; Isaías 5:21; Romanos 12:16). En otras palabras, ¡no debemos creer que tenemos todas las respuestas! Proverbios 19:20 aconseja: «Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez». Ya sea que se trate de un amigo, un cónyuge, un pastor o un compañero de trabajo, Dios puede utilizar a otros para enseñarnos más de su sabiduría.

«En el corazón del prudente reposa la sabiduría», declara también Proverbios (14:33).

Una manera de incorporar las verdades del Espíritu es descubrir cómo escuchar a los demás y aprender de ellos.

Oremos:
"Señor, gracias por tu Palabra que me enseña a amarte a ti y a los demás, y por las personas que has colocado en mi vida para recordarme tus verdades, Amen"

La sabiduría verdadera empieza y termina en Dios.

* * *
Hno. Ben Ayala

viernes, 4 de noviembre de 2016

Jesús Nuestro Poderoso Conquistador venció la muerte.

"… Mi reino no es de este mundo…" ( Juan 18:36 )


Casi todos esperamos buenos gobiernos. Votamos, trabajamos y hablamos por causas que consideramos justas. Sin embargo, las soluciones políticas no tienen poder para cambiar nuestro corazón.

Aportacion de: Ben Ayala
~ ~ ~

Muchos de los seguidores de Jesús esperaban la llegada de un Mesías que enfrentaría con un enérgico poder político a Roma y su agobiante opresión.

Pedro no era la excepción. Cuando los soldados romanos fueron a arrestar a Jesús, sacó su espada y le cortó la oreja al siervo del sumo sacerdote.

Jesús lo detuvo, diciéndole: «Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?» (Juan 18:11). Horas después, le diría a Pilato: «Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos» (v. 36).

Cuando reflexionamos en el alcance de su misión, nos asombra el equilibrio de Jesús en aquel momento, ya que, un día, Él liderará a los ejércitos del cielo a la batalla. Juan escribió: «con justicia juzga y pelea» (Apocalipsis 19:11).

No obstante, al enfrentar la experiencia terrible de su arresto, juicio y crucifixión, Jesús aceptó la voluntad de su Padre y puso en marcha una serie de eventos que transforman el corazón.

Así, nuestro Conquistador poderoso 
venció la muerte.

Oremos:

"Señor, dame sabiduría para controlar mis reacciones, Amen"

El verdadero autocontrol no es debilidad, 
ya que surge de una auténtica fortaleza.

*  * *
Hno. Ben Ayala

lunes, 31 de octubre de 2016

La perspectiva cristiana de la "Tradición del Día de Muertos"

Aportacion de: Ben Ayala

El Día de Muertos es una celebración de origen prehispánico que honra a los difuntos, con una mezcla de un politeísmo (adoración a muchos dioses) que fue cristianizado por la fe católica se vio influida por las tendencias criollas y españolas comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones de Día de los Fieles Difuntos y el 2 de noviembre con la Fiesta de Todos los Santos, la iglesia reconoce en ella la expresión de las semillas del espíritu e invita a que sea un momento de profunda reflexión donde se recuerde a la iglesia triunfante que goza ahora de la presencia beatifica de Cristo y con el de la Trinidad. Al igual que María sufre la muerte de su hijo se goza en su Resurrección. Esto ante una sociedad que si bien reconoce que la muerte no es la última etapa en el camino del cristiano, tiene hoy la necesidad de reflexionar sobre la violencia que vive sin menospreciar el valor de la Vida y el valor real de paso entre la muerte y la Resurrección. Es un período que nos hace pensar en la convivencia entre la iglesia Litigante, la Iglesia Purgante y la Iglesia Triunfante.



Este tiempo de celebración y duelo es quizás una de las expresiones culturales más características del mexicano pero a su vez de otros pueblos centroamericanos y de inmigrantes en los Estados Unidos de Norte América. Se le reconoce su valor a tal grado que la UNESCO declaró estas celebraciones como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en París Francia el 7 de noviembre de 2003, la SEP ha dado un período especial de receso de actividades educativas recordando lo que en aquella declaratoria se expreso:


Según la UNESCO "...una de las representaciones más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, y como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor fuerza entre los grupos indígenas del país." y destaca: "Es un encuentro anual entre las personas que la celebran y sus antepasados, desempeña una función social que recuerda el lugar del individuo en el seno del grupo y contribuye a la afirmación de la identidad..."



Si bien Día de Muertos no tiene una connotación litúrgica especifica se le incluyó en la celebración de 2 de noviembre reconociendo lo profundo de su valor que es preferible a elementos como el Halloween: fiesta de Noche de Brujas que celebran los estadounidenses, con un corte más comercial y que inicia la noche del 31 de octubre, basada en sus orígenes célticos del Samhain y la festividad cristiana del Día de todos los Santos tiene raíces católicas irlandesas propiciadas por una gran hambruna ocurrida en 1840, pero su trasfondo es más secular y lo sostiene un gran mercado de consumo. Curiosamente la palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow's Eve (Víspera de Todos los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente pero la fuerza expansiva de los Estados Unidos Norteamericanos ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países.



Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.


El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la "Dama de la Muerte" (actualmente relacionada con "la Catrina", personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos. Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos.


Cuando llegaron a América los españoles en el siglo XVI trajeron sus propias celebraciones del Día de Muertos cristianas y europeas, donde se recordaba a los muertos en el Día de Todos los Santos. Al convertir a los nativos del nuevo mundo se dio lugar a un sincretismo que mezcló las tradiciones europeas y prehispánicas, haciendo coincidir las festividades católicas del Día de todos los Santos y Todas las Almas con el festival similar mesoamericano, creando el actual Día de Muertos.

Tiene tal riqueza cultural que podemos decir que va desde el arte hasta los medios visuales actuales (como sucedió en las celebraciones del Bicentenario): Poesía, rima y literatura con las “calaveritas”, la gastronomía con ricos dulces tradicionales de cómo las calaveritas de azúcar, chocolate, amaranto, jamoncillo de pepita, borrachitos, dulce de calabaza y anís, gomitas, etc. la repostería con el Pan de Muerto con la hojaldra como su pieza más conocida. En el arte impreso como son los grabados y litografías como los del Maestro José Guadalupe Posada -que si bien no creo con este fin- , son hoy iconos asumidos por el pueblo para esta temporada.





La Ofrenda, los altares y su simbolismo

Es una costumbre mexicana relacionada con el ciclo agrícola tradicional. Los indígenas hacían una gran fiesta en la primera luna llena del mes de noviembre, para celebrar la terminación de la cosecha del maíz. Ellos creían que ese día los difuntos tenían autorización para regresar a la tierra, a celebrar y compartir con sus parientes vivos, los frutos de la madre tierra.


Para los aztecas la muerte no era el final de la vida, sino simplemente una transformación. Creían que las personas muertas se convertirían en colibríes, para volar acompañando al Sol, cuando los dioses decidieran que habían alcanzado cierto grado de perfección.

Mientras esto sucedía, los dioses se llevaban a los muertos a un lugar al que llamaban Mictlán, que significa “lugar de la muerte” o “residencia de los muertos” para purificarse y seguir su camino.

Los aztecas no enterraban a los muertos sino que los incineraban

La viuda, la hermana o la madre, preparaba tortillas, frijoles y bebidas. Un sacerdote debía comprobar que no faltara nada y al fin prendían fuego y mientras las llamas ardían, los familiares sentados aguardaban el fin, llorando y entonando tristes canciones. Las cenizas eran puestas en una urna junto con un jade que simbolizaba su corazón.

Cada año, en la primera noche de luna llena en noviembre, los familiares visitaban la urna donde estaban las cenizas del difunto y ponían alrededor el tipo de comida que le gustaba en vida para atraerlo, pues ese día tenían permiso los difuntos para visitar a sus parientes que habían quedado en la tierra.

El difunto ese día se convertía en el "huésped ilustre" a quien había de festejarse y agasajarse de la forma más atenta. Ponían también flores de Cempazúchitl, que son de color anaranjado brillante, y las deshojaban formando con los pétalos un camino hasta el templo para guiar al difunto en su camino de regreso a Mictlán.

Los misioneros españoles al llegar a México aprovecharon esta costumbre, para comenzar la tarea de la evangelización a través de la oración por los difuntos.

La Ofrenda de Muertos contiene símbolos que representan los tres “estadios” (etapas, temporadas) de la Iglesia:

1) La Iglesia Purgante, conformada por todas las almas que se encuentran en el purgatorio, es decir aquéllas personas que no murieron en pecado mortal, pero que están purgando penas por las faltas cometidas hasta que puedan llegar al cielo. Se representa con las fotos de los difuntos, a los que se acostumbra colocar las diferentes bebidas y comidas que disfrutaban en vida.

2) La Iglesia Triunfante, que son todas las almas que ya gozan de la presencia de Dios en el Cielo, representada por estampas y figuras de santos.

3) La Iglesia Militante, que somos todos los que aún estamos en la tierra, y somos los que ponemos la ofrenda.

En algunos lugares de México, la celebración de los fieles difuntos consta de tres días: el primer día para los niños y las niñas; el segundo para los adultos; y el tercero lo dedican a quitar el altar y comer todo lo que hay en éste. A los adultos y a los niños se les pone diferente tipo de comida.



Sus signos según las costumbres y tradiciones

Las Calaveras de dulce, tienen escritos el nombre del difunto en la frente, son consumidas por parientes o amigos en honor de los difuntos.

El Pan de muerto, se hornea en diferentes figuras, desde simples formas redondas o imitando formas de hueso que se recubre yema de huevo con ajonjolí o se espolvorea con azúcar: se ofrece a los difuntos para disfrutar con los parientes

Las Flores: Durante el período del 1 al 2 de noviembre las familias normalmente limpian y decoran las tumbas con coloridas coronas de flores de rosas, girasoles, entre otras, pero principalmente de Cempaxóchitl, las cuales se cree atraen y guían las almas de los muertos. Casi todos los panteones son visitados y muchos comparten su alimentos con sus difuntos: mole poblano, enchiladas, arroz con platano, chileatole, champurrado etc.

Colocar la Ofrenda implica la creencia de la visita de las almas: los niños regresan de visita el día primero de noviembre, y las almas de los adultos asisten el día 2. En el caso de que no se pueda visitar la tumba, ya sea porque ya no existe la tumba del difunto, o porque la familia está muy lejos para ir a visitarla, también se elaboran detallados altares en las casas, donde se ponen las ofrendas, que pueden ser platillos de comida, el pan de muerto, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto a retratos de los difuntos rodeados de veladoras.





El altar o la ofrenda puede tener los siguientes elementos:

- Retrato de la persona: que nos visitara

- Una estampa de las Ánimas del Purgatorio: es para pedir permiso provisional de salida por si acaso se encontrara ahí.

- Los doce cirios: algunas personas tiene la costumbre de colocarlos en pares, y preferiblemente de color morado, con coronas y flores de cera, son señal de duelo. Los cuatro cirios en cruz representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa

- Aparte de agua y sal.

- ¿Por qué la flor de Cempaxóchitl? su color representa la luz como los rayos del sol y al colocarla en forma de camino se le indica a las almas el rumbo por el cual se le guía a casa.

- Cruz de tierra: Para recordarle su fe, ya que el Miércoles de Ceniza se le dice la frase: "Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás", con lo que se le recuerda que regresa a la tierra de la que salió.

- Calabaza en tacha o dulce de calabaza: para bendecir las casas

- El agua que simboliza las oraciones que pueden calmar la sed de las ánimas del purgatorio y representa la fuente de la vida.

- Sal que simboliza la resurrección de los cuerpos por ser un elemento que se utiliza para la conservación.

- El incienso se pone para alejar al “Enemigo”

Pero ¿Es todo lo que debemos saber? Debemos pues ver su más profundo contenido desde el evangelio.



Todos santos y los fieles difuntos

El día de los santos difuntos y el día de muertos, tienen diferencias.

Los cristianos primitivos acostumbraban honrar a los mártires en el aniversario de su fallecimiento, sin embargo, su número llegó a ser tal que todos los día había mártires que venerar. Ante tal situación la iglesia católica entre 609-610 por mandato del Papa Bonifacio IV consagró el panteón de Roma a todos los mártires y les otorgó una fecha para su veneración. El Papa Gregorio III, en el siglo IX, consagró una capilla de la basílica de san Pedro a todos los mártires disponiendo el día 1 de noviembre para su culto. Su sucesor, Gregorio IV, extendió esta festividad por toda la iglesia.

La celebración de todos santos tal como la conocemos, fue instituida por el Papa Urbano IV en el siglo XIII. Desde entonces los católicos dedican el día de todos santos a aquellos santos cuyas fiestas no se celebraron y a los que no tienen un día para ser venerados.

Los católicos dedican el 2 de noviembre, día de los fieles difuntos, a orar por los católicos devotos que han fallecido, en especial, por los que se encuentran en el purgatorio.

Fieles difuntos: 2 de noviembre

Desde la antigüedad se honraba su recuerdo y se ofrecen oraciones y sacrificios por ellos. Cuando una persona muere, ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación. Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios. A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos. Debido a las numerosas actividades de la vida diaria, las personas muchas veces no tienen tiempo ni de atender a los que viven con ellos, y es muy fácil que se olviden de lo provechoso que puede ser la oración por los fieles difuntos. Debido a esto, la Iglesia ha querido instituir un día, el 2 de noviembre, que se dedique especialmente a la oración por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo.

La Iglesia recomienda la oración en favor de los difuntos y también las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia para ayudarlos a hacer más corto el periodo de purificación y puedan llegar a ver a Dios. "No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos". Nuestra oración por los muertos puede no solamente ayudarles, sino también hacer eficaz su intercesión a nuestro favor. Los que ya están en el cielo interceden por los que están en la tierra para que tengan la gracia de ser fieles a Dios y alcanzar la vida eterna.

Para aumentar las ventajas de esta fiesta litúrgica, la Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo por las intenciones del Papa entre el 1 y el 8 de noviembre, “podemos ayudarles obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas temporales debidas por sus pecados”. (CEC 1479)

Para mucha gente la celebración se reduce a visitar la tumba de sus seres queridos, reunirse en familia y hacer una comida juntos. Hay quienes han mezclado tradiciones cristianas con prácticas ancestrales que traen sus orígenes en religiones paganas, anteriores a la evangelización; algunos creen que los difuntos vuelven ese día y comen los alimentos que preferían cuando estaban en vida; por eso los parientes llenan las tumbas con platillos que, según dicen, serán degustados por los difuntos. Esta convicción es contraria a nuestra fe cristiana, pues sabemos que quienes han dejado este mundo ya no están sujetos a las necesidades corporales de esta vida terrena, para nosotros quizás es una necesidad emotiva, valida pero en ellos la VIDA es permanente. Debemos pues entender que la celebración del día de Muertos es más bien una celebración de VIDA para el Cristiano, de esperanza, e iluminarla con esta convicción.

Es necesario iluminar con la auténtica doctrina evangélica esta celebración, para darle todo su rico significado eclesial. El Catecismo de la Iglesia Católica nos enseña que quienes han muerto en gracia de Dios, pero sin estar plenamente purificados, ya están seguros de su salvación eterna, pero después de su muerte son sometidos a una purificación espiritual para que alcancen la santidad necesaria y puedan entrar al gozo celestial.



Esta convicción ha ido propiciando la práctica de la oración por los difuntos; ya en los comienzos del cristianismo la Iglesia recordaba la memoria de los que “nos han precedido en el signo de la fe y duermen ya en Cristo” y ha ofrecido sacrificios por ellos, especialmente el sacrificio de la Eucaristía. El magisterio eclesiástico también recomienda ofrecer indulgencias, limosnas y sacrificios a favor de nuestros hermanos que han muerto y que tienen necesidad de purificarse para entrar en el cielo.





En las celebraciones litúrgicas por los difuntos se manifiesta claramente el sentido cristiano de la muerte, iluminada por la Muerte y Resurrección de Cristo. Aunque las formas culturales de celebrar el “día de muertos” sean tan variadas, siempre debe quedar claro el carácter pascual de la muerte del cristiano, la esperanza en la Resurrección y el sentido de la comunión con el difunto, particularmente mediante la oración.

La colocación de los Altares de muertos no debe ser reducido a una manifestación de cultura popular, folklore o creatividad artística en la que propiamente está ausente cualquier referencia religiosa. Sí bien no tiene un significado moral negativo, debemos evitar aspectos que den origen a prácticas supersticiosas, mágicas, fatalismo, inmersos en temores infundados y a ritualismos pseudoreligiosos. La mejor manera de ayudar a nuestros difuntos que todavía tienen que purificarse es la `participación en el Sacrificio Eucarístico. ( Cfr. Mon s.José G. Martín Rábago)



Para el Altar hay una sugerencia evangelizada

El altar de muertos en nuestros días, tiene y se le debe dar un sentido profundamente cristiano, pues simboliza la muerte y la vida en Cristo Jesús y la esperanza en la Resurrección. Lo podemos colocar en un lugar de nuestra casa, de la siguiente manera (en cada parte de México es distinto el altar de nuestros debido a su cultura y tradiciones):

1. Se hace un camino desde la casa hasta el altar con semilla de pipián o los pétalos de flor de Cempazúchitl recordándonos que Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida. Jn. 14, 6. La siembra de la flor de Cempaxúchitl (Cempoal significa el número 20 que es el número sagrado de la vida y zúchitl flor: aún así se le conoce como la flor de los 400 pétalos) se realizaba el día 16 de junio, fiesta de la Virgen del Carmen (intercesora de las animas del purgatorio) y se cosecha en las vísperas del día de muertos 1 y 2 de noviembre. Esta flor no se acaba, se seca pero siempre se mantiene firme, por eso, esta flor es la vida sagrada: cuando se seca ella misma sirve como semilla para dar vida. La celebración de muertos es la plenitud de la vida. Por eso es importante que las flores de los altares o de las coronas sean naturales, no de plástico porque lo natural nos recuerda que hay vida y esperanza.

2. El arco de palmas verdes, es la puerta, la entrada al Paraíso o la Iglesia (similar al día de ramos, en el norte y en Veracruz con la tradición e las ramas se recuerda también). En cada arco tiene 7 canastitas llenas de dulces (cocadas, alfajores, tintines, jamoncillo) que son los 7 Sacramentos: son las gracias que sostiene a la Iglesia y riquezas del encuentro con Dios.

3. La luz de las velas, es la luz de Cristo que nos fue entregada en el bautismo y en la confirmación. El que nos ilumina en nuestra vida con su palabra pues es Él “luz del mundo; “el que lo siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida” Jn. 8, 12.

4. Al centro se pone un Cristo, como símbolo de la pasión y muerte.



5. El pan de muerto nos recuerda las palabras de Jesús: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que Yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida”. Jn. 6, 50 - 51.





6. El vaso con de agua significa la regeneración del bautismo y Jesús mismo le dijo a la Samaritana: “todo el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna." Jn. 4, 14.

7. Los manjares (mole, tamales, hojaldras, buñuelos, jamoncillos, atoles, dulces, pepitorias, alfajores, etc.) es el banquete de manjares suculentos preferidos por el difunto.

8. Los utensilios son para recordar la actividad del difunto.

9. La ropa es revestirse de su nueva dignidad que desde el bautismo, se participa de la vida divina como hijo de Dios revestidos de Cristo, hasta la vida eterna.

10. El incienso o copal significa la participación de la vida divina.

Y no olvidemos la petición de los niños, que con su caja de cartón piden su "calaverita" como signo de caridad a ellos que colectan dinero para su ofrenda (o para sus dulces) así es como recordamos a los que se adelantaron al Reino Eterno.

De esta forma, a una realidad pagana se le da el sentido cristiano, es por eso que debemos recordar a los muertos no con tristeza sino con alegría, la misma alegría con la que están gozando de este banquete que nunca se acaba: el retorno glorioso a Dios Padre.



(Gracias a.....CC, CEM, Historia de México, Catholicnet y otras)

~ ~ ~