jueves, 4 de febrero de 2016

Cómo Vives tu Realidad ?... 3, 2, o 1 ?


Aportacion de: Ben Ayala
Unos obreros estaban picando piedras 
frente a un enorme edificio en construcción.

Se acercó un visitante a uno de los obreros y le preguntó:

-¿Qué están haciendo ustedes aquí?
El obrero lo miró con dureza y ásperamente 
le respondió:
-¿Acaso usted está ciego para no ver lo que hacemos? Aquí, picando piedras como esclavos por un sueldo miserable y sin el menor reconocimiento. Vea usted ese mismo cartel. Allá ponen los nombres de Ingenieros, Arquitectos, pero no ponen los nuestros que somos los que trabajamos duro y dejamos en la obra el pellejo.

El visitante se acercó entonces a otro obrero y le preguntó lo mismo, y este en tono resignado le 
respondió:
-Aquí, como usted bien puede ver, picando piedras para levantar este enorme edificio. El trabajo es duro y está mal pagado, pero los tiempos son difíciles, no hay mucho trabajo y algo hay que hacer para llevar la comida a los hijos.

Se acercó el visitante al tercer obrero y una vez más le preguntó lo que estaba haciendo. El hombre le contestó con gran entusiasmo:
-Estamos levantando un Hospital, el más hermoso del mundo. Las generaciones futuras lo admirarán impresionados y escucharán el entrar y salir constante de las ambulancias, anunciando el auxilio de Dios para los hombres. Yo no lo veré terminado, pero quiero ser parte de esta extraordinaria aventura.

***El mismo trabajo, el mismo sueldo, la misma falta de reconocimiento; una misma realidad.*** 

~~~Tres maneras distintas de vivirla: como esclavitud; como resignación; como pasión, aventura y desafío.~~~

Servir a Dios es ser parte de la mejor obra !…

Hermanos y Hermanas en Cristo, Reflexionemos:

En el pueblo de Dios suele pasar así; muchos trabajan con el deseo de ser reconocido y tener fama ante los demás, otros se estancan y se conforman si mirar más allá 
y sin creer que el propósito de Dios es mayor… 

Pero otros estan dispuesto y convencidos a marcar la diferencia, entendidos que la mayor recompensa y galardón 
viene de la mano de Dios.
*****
***
*
Hno. Benjamin Ayala

No hay comentarios:

Publicar un comentario