sábado, 26 de marzo de 2016

Sábado Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

Aportacion de: Ben Ayala
"Durante el Sábado santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección.

Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro.Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío.

La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad.

Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz "¿por qué me has abandonado"?- ahora él calla en el sepulcro.Descansa: "consummatum est", "todo se ha cumplido".
Pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra. El anonadamiento, es elocuente. "Fulget crucis mysterium": "resplandece el misterio de la Cruz."

El Sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: "nosotros esperábamos... ", decían los discípulos de Emaús.

Es un día de meditación y silencio. Algo parecido a la escena que nos describe el libro de Job, cuando los amigos que fueron a visitarlo, al ver su estado, se quedaron mudos, atónitos ante su inmenso dolor: "se sentaron en el suelo junto a él, durante siete días y siete noches. Y ninguno le dijo una palabra, porque veían que el dolor era muy grande" (Job. 2, 13).

Eso sí, no es un día vacío en el que "no pasa nada". Ni un duplicado del Viernes. La gran lección es ésta: Cristo está en el sepulcro, ha bajado al lugar de los muertos, a lo más profundo a donde puede bajar una persona. Y junto a Él, como su Madre María, está la Iglesia, la esposa. Callada, como él.

El Sábado está en el corazón mismo del Triduo Pascual. Entre la muerte del Viernes y la resurrección del Domingo nos detenemos en el sepulcro. Un día puente, pero con personalidad. Son tres aspectos - no tanto momentos cronológicos - de un mismo y único misterio, el misterio de la Pascua de Jesús: muerto, sepultado, resucitado:

"...se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo...se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, es decir conociese el estado de muerte, el estado de separación entre su alma y su cuerpo, durante el tiempo comprendido entre el momento en que Él expiró en la cruz y el momento en que resucitó. Este estado de Cristo muerto es el misterio del sepulcro y del descenso a los infiernos. Es el misterio del Sábado Santo en el que Cristo depositado en la tumba manifiesta el gran reposo sabático de Dios después de realizar la salvación de los hombres, que establece en la paz al universo entero".
*****
***
*

*****
***
*
Bendiciones a Todos !!

viernes, 25 de marzo de 2016

Viernes Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

Aportacion de: Ben Ayala
Viernes Santo
***
La tarde del Viernes Santo presenta el drama inmenso de la muerte de Cristo en el Calvario. 

La cruz erguida sobre el mundo sigue en pie 
como signo de salvación y de esperanza.

Con la Pasión de Jesús según el Evangelio de Juan contemplamos el misterio del Crucificado, con el corazón del discípulo Amado, de la Madre, del soldado que le traspasó el costado. 

San Juan, teólogo y cronista de la pasión nos lleva a contemplar el misterio de la cruz de Cristo como una solemne liturgia. Todo es digno, solemne, simbólico en su narración: cada palabra, cada gesto. La densidad de su Evangelio se hace ahora más elocuente.

Y los títulos de Jesús componen una hermosa Cristología. 
                                             Jesús es Rey. 
Lo dice el título de la cruz, y el patíbulo es trono desde donde el reina. Es sacerdote y templo a la vez, con la túnica inconsútil que los soldados echan a suertes. Es el nuevo Adán junto a la Madre, nueva Eva, Hijo de María y Esposo de la Iglesia. Es el sediento de Dios, el ejecutor del testamento de la Escritura. El Dador del Espíritu. Es el Cordero inmaculado e inmolado al que no le rompen los huesos. Es el Exaltado en la cruz que todo lo atrae a sí, por amor, cuando los hombres vuelven hacia él la mirada.

La Madre estaba allí, junto a la Cruz. No llegó de repente al Gólgota, desde que el discípulo amado la recordó en Caná, sin haber seguido paso a paso, con su corazón de Madre el camino de Jesús. Y ahora está allí como madre y discípula que ha seguido en todo la suerte de su Hijo, signo de contradicción como El, totalmente de su parte. Pero solemne y majestuosa como una Madre, la madre de todos, la nueva Eva, la madre de los hijos dispersos que ella reúne junto a la cruz de su Hijo. Maternidad del corazón, que se ensancha con la espada de dolor que la fecunda.

La palabra de su Hijo que alarga su maternidad hasta los confines infinitos de todos los hombres. Madre de los discípulos, de los hermanos de su Hijo. La maternidad de María tiene el mismo alcance de la redención de Jesús. María contempla y vive el misterio con la majestad de una Esposa, aunque con el inmenso dolor de una Madre. Juan la glorifica con el recuerdo de esa maternidad. Ultimo testamento de Jesús. Ultima dádiva. Seguridad de una presencia materna en nuestra vida, en la de todos. Porque María es fiel a la palabra: He ahí a tu hijo.

El soldado que traspasó el costado de Cristo de la parte del corazón, no se dio cuenta que cumplía una profecía y realizaba un último, estupendo gesto litúrgico. Del corazón de Cristo brota sangre y agua. La sangre de la redención, el agua de la salvación. La sangre es signo de aquel amor más grande, la vida entregada por nosotros, el agua es signo del Espíritu, la vida misma de Jesús que ahora, como en una nueva creación derrama sobre nosotros.
*****
***
*
Leer: Lucas 23 [ enlace ]

jueves, 24 de marzo de 2016

Jueves Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

La Última cena.
Aportacion de:Ben Aayala
El Jueves Santo es la fiesta cristiana que abre el Triduo Pascual. 

El Triduo Pascual es el periodo durante el que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, y constituye el momento central de la Semana Santa.

En el Jueves Santo los cristianos celebran: La Última Cena, el lavatorio de los pies y la oración en el huerto de Getsemaní.

La última cena

Según narran los Evangelios, en la Última Cena Jesús se reunió con los doce apóstoles para despedirse de ellos antes de su muerte, que él ya preveía. Además, durante esta cena les anunció que uno de ellos le traicionaría, dando a entender que era Judas Iscariote.

Sin embargo, el momento más trascendental de la Última Cena es el que la Iglesia considera como la institución de la Eucaristía.

Esta se produce cuando Jesús toma el pan, lo parte y lo reparte entre los comensales diciendo: "Tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros". A continuación toma un cáliz lleno de vino y dice: "Tomad y bebed todos de él, porque este es el cáliz de mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados".

Y concluyó: "Haced esto en conmemoración mía". Esta última frase es interpretada por la Iglesia como la institución del Orden Sacerdotal.

Estas fórmulas que pronunció Jesucristo son las que se repiten en cada Eucaristía en el momento de la consagración del pan y del vino. 
                   Por tanto se renueva el sacrificio del Calvario.

*******
Jesús lava los pies de sus discípulos.
El lavatorio de los pies

El lavatorio de los pies tiene lugar durante la Última Cena. El episodio aparece narrado en el evangelio de San Juan (capítulo 13, versículos 1 al 15). En un momento de la Última Cena, Jesús se levantó de la mesa, se quitó los vestidos, se ciñó una toalla y echó agua en un lebrillo. Entonces se puso a lavar los pies de sus apóstoles.

El único de los doce que le cuestionó esta acción fue Pedro, quien le llegó a espetar: "No me lavarás los pies jamás", pues entendía esto como una humillación de su Señor hacia él, su discípulo. Jesús le respondió: "Si no te lavo no tienes parte conmigo". A lo que Pedro replicó: "Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza".

Jesús realizó esta acción como ejemplo de servicio y de humildad, ordenando que los lavados hicieran lo mismo que él había hecho con ellos.
*****
La oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní.
La oración en Getsemaní

Terminada la Última Cena tuvo lugar otra de las escenas de este Jueves Santo recordadas por los cristianos. Jesús salió al huerto de Getsemaní para orar, pidiendo a sus apóstoles que le acompañaran en la oración. Sin embargo, todos cayeron dormidos más tarde o más temprano.

Es en esta oración agónica de Jesucristo cuando este llega a decir: "Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya". También definió así sus sentimientos de angustia: "Siento una tristeza mortal".

Después de la oración, se produce el arresto de Jesús por parte de un grupo guiado por Judas Iscariote, que le había entregado por treinta monedas de plata. 

El arresto de Jesús. El beso de Judas.

Los cuatro evangelios cuentan que en este momento el apóstol Pedro corta la oreja derecha con su espada a un uno que era criado del sumo sacerdote.
El Evangelio de Juan especifica que este sirviente se llama Malco. Jesús le sanó al instante la herida y ordenó a Pedro envainar la espada, pronunciando esta famosa frase: "Quien a hierro mata, a hierro muere".


El Jueves Santo recuerda y celebra, a través de los distintos actos y oficios religiosos, todos estos hechos y otros ocurridos en 
el día anterior a la muerte de Jesús.
*****
***
*

miércoles, 23 de marzo de 2016

Miércoles Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

Judas Iscariote conspira con el Sanedrín para traicionar a Jesús por treinta monedas de plata.
Aportacion de: Ben Ayala
La primera parte de la Semana Santa cristiana llega a su fin 
con la celebración del Miércoles Santo.

El Miércoles Santo marca el final de la Cuaresma y el comienzo de la Pascua.

El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín con Judas Iscariote, ( el tribunal religioso judío ), para condenar a Jesús.

                                    Miércoles Santo

El Evangelio del Miércoles Santo continúa con la traición de Judas Iscariote en este caso en relato de San Mateo:

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, fue a los sumos sacerdotes y les propuso:

-«¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego

Ellos se ajustaron con él en treinta monedas. Y desde entonces andaba buscando ocasión propicia para entregarlo. El primer día de los Ázimos se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron:

-«¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua

Él contestó:

Id a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: "El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos"».

Los discípulos cumplieron las instrucciones de Jesús y prepararon la Pascua. Al atardecer se puso a la mesa con los Doce. Mientras comían dijo:

Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar

Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro:

-«¿Soy yo acaso, Señor

Él respondió:

El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido».

Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar:

-«¿Soy yo acaso, Maestro

Él respondió:

Tú lo has dicho».


~~~~~~
~~~
~


martes, 22 de marzo de 2016

Martes Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

El Beso de Judas.
Aportacion de: Ben Ayala
El Martes Santo continúan las celebraciones de la Semana Santa cristiana, que conforme va acercándose los días de los principales cultos (Jueves y Viernes Santo) siguen su reflexión acerca de diversos pasajes de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. 

Son días propicios para la reflexión profunda en los que la Iglesia nos invita como en una “última llamada” a confesar nuestros pecados con el fin de estar preparados para vivir la Vigilia Pascual y el gran acontecimiento de la Pascua. 

El cristiano debe estar en gracia de Dios para participar con toda la Iglesia del gran banquete más importante del año.

Martes Santo

En el Evangelio del Martes Santo, Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas y las Negaciones de San Pedro. El texto es de San Juan:

En aquel tiempo, Jesús, profundamente, dijo:
Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar».
Los discípulos se miraron unos a otros perplejos, por no saber de quién lo decía. Uno de ellos, el que Jesús tanto amaba, estaba reclinado a la mesa junto a su pecho. Simón Pedro le hizo señas para que averiguase por quién lo decía. Entonces él, apoyándose en el pecho de Jesús, le preguntó:
Señor, ¿quién es?».
Le contestó Jesús:
Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado».
Y untando el pan, se lo dio a Judas, hijo de Simón el Iscariote. Detrás del pan, entró en él Satanás. Entonces Jesús le dijo:
Lo que tienes que hacer hazlo en seguida».
Ninguno de los comensales entendió a qué se refería. Como Judas guardaba la bolsa, algunos suponían que Jesús le encargaba comprar lo necesario para la fiesta o dar algo a los pobres. Judas, después de tomar el pan, salió inmediatamente. Era de noche. Cuando salió, dijo Jesús:
Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Me buscaréis, pero lo que dije a los judíos os lo digo ahora a vosotros: Donde yo voy, vosotros no podéis ir».
Simón Pedro le dijo:
Señor, ¿a dónde vas
Jesús le respondió:
Adonde yo voy no me puedes acompañar ahora, me acompañarás más tarde».
Pedro replicó:
-«Señor, ¿por qué no puedo acompañarte ahora? Daré mi vida por ti».
Jesús le contestó:

-«¿Con que darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces».
*****
***
*

Lunes Santo - Iglesia TBM-MISSIONS

Jesús expulsa a latigazos a los mercaderes del Templo de Jerusalén.
Aportacion de: Ben Ayala
El Lunes Santo es el segundo de los días de la Semana Santa, cuyo comienzo tiene lugar el Domingo de Ramos, y durante la cual los cristianos conmemoran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Así se pone de manifiesto en la liturgia de las distintas ceremonias que tienen lugar en Semana Santa en las distintas confesiones cristianas.

Además de los actos celebrados, diversas manifestaciones populares tienen lugar durante la Semana Santa en todo el mundo, destacando las procesiones que se organizan en muchos pueblos y ciudades.


Lunes Santo

A diferencia de otros días de la Semana Santa que cuentan con ceremonias singulares, en el lunes Santo continúa la celebración normal. Durante éste, el Evangelio que es proclamado refleja el pasaje de la Unción en Betania, en casa de Lázaro, en el que una de las hermanas de éste, María le unge con costosos perfumes. La lectura corresponde al Evangelio de San Juan:
                                               *****
Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una fibra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume. Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:
-«¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?»
Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa llevaba lo que iban echando. Jesús dijo:
Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis.»
Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos. Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.

Juan 12, 1-11
~~~~~
~~~
~
Ben Ayala

Domingo de Ramos - Iglesia TBM-MISSIONS

Aportacion de: Ben Ayala
El Domingo de Ramos es aquel en el que los cristianos conmemoran la entrada apoteósica de Jesús de Nazaret en Jerusalén, aclamado por una multitud exultante, días antes de su pasión, muerte y resurrección, según testimonian los cuatro evangelios canónicos. Dicho domingo es el pórtico espiritual de la Semana Santa. La fecha de su celebración es movible, enmarcada en el lapso de los meses de marzo o abril.


Domingo de Ramos

Narración evangélica

De acuerdo a los evangelios canónicos la Entrada a Jerusalén describe el momento en que Jesús de Nazaret entró triunfalmente a Jerusalén, en medio de una multitud que lo aclamaba como el Hijo de Dios. El Domingo de Ramos conmemora este hecho. La narración de la entrada a Jerusalén está escrita en el Nuevo Testamento, de la Biblia, siendo mencionada por todos los evangelios canónicos: (Evangelio de Mateo capítulo 21, 1-9; Evangelio de Marcos capítulo 11, 1-10; Evangelio de Lucas, capítulo 19, 28-40; Evangelio de Juan, capítulo 12, 12-19)

Antes de entrar a Jerusalén, Jesús se detuvo en Betania y Betfagé, y el Evangelio de Juan añade que cenó con Lázaro y sus hermanas María y Martha. Ahí, se describe que Jesús envió a dos discípulos (no mencionados) a la aldea cercana, con órdenes de recuperar un borrico que había sido atado, pero nunca montado y dijo Si os preguntan, decid que el Señor necesita el borrico, y que les será devuelto luego


Los sinópticos y Juan establecen que Jesús supo que había gente en el área, como Simón el Leproso, así que pudo haber argumentado que la presencia del borrico había sido organizada por los discípulos de Jesús. El Evangelio de Juan, no obstante, simplemente dice que Jesús encontró el borrico. Juan y los Sinópticos establecen que Jesús entonces montó al borrico (o en Mateo al borrico y a la burra, madre de éste), dentro de Jerusalén. Los sinópticos añaden que los discípulos pudieron poner sus capas en el animal, haciéndolo así más confortable. Los Evangelios describen cómo Jesús entró a Jerusalén y cómo la gente alfombraba su camino y también cómo dejaba a un lado pequeñas ramas de árbol. La gente también cantaba una parte del Libro de los Salmos, específicamente los versículos 25-26 del capítulo 118. ...Bendito es el que viene en el nombre del Señor. Bendito es el enviado del Reino de Nuestro Padre David... El lugar de esta entrada no está especificado, pero se supone que tuvo lugar en la Puerta Dorada, desde donde se creía que el Mesías entraría a Jerusalén, otros estudiosos piensan que el lugar fue hacia el sur, pues tenía entrada directa hacia el templo.  Ver también Marcos 11.
***
*
Ben Ayala

lunes, 21 de marzo de 2016

"¿Qué es la Semana Santa / la Semana de la Pasión?"

Resultado de imagen para Qué es la Semana Santa / la Semana de la PasiónRespuesta: La Semana Santa es el tiempo desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua (el Domingo de Resurrección). La Semana Santa o la Semana de la Pasión se llama así debido a la pasión con la que Jesús voluntariamente fue a la cruz para pagar por los pecados de su pueblo.


La Semana de la Pasión se describe en los capítulos 21-27 de Mateo, los capítulos 11-15 de Marcos, los capítulos 19-23 de Lucas, y los capítulos 12-19 Juan. Estos son conocidos como los evangelios del Nuevo Testamento. La Semana Santa comienza con la entrada triunfal del Domingo de Ramos cabalgando sobre un asno como fue profetizado en Zacarías 9:9.

La Semana Santa incluye varios eventos memorables. Jesús purificó el templo por segunda vez (Lucas 19:45-46), y disputó con los fariseos en cuanto a Su autoridad. Luego, Jesús entregó su Discurso de los Olivos sobre los últimos tiempos y enseñó muchas cosas, incluyendo las señales de Su segunda venida. Jesús comió la Última Cena con sus discípulos en el aposento alto (Lucas 22:7-38), y luego se fue al huerto de Getsemaní para orar mientras esperaba la llegada de Su Hora. Fue aquí que Jesús, después de haber sido traicionado por Judas, fue arrestado y sometido a varios juicios farsas ante los principales sacerdotes, Poncio Pilato, y Herodes (Lucas 22:54-23:25).

Tras de los juicios, Jesús fue azotado a manos de los soldados romanos, y luego, se vio obligado a llevar su propio instrumento de ejecución (la Cruz) a través de las calles de Jerusalén a lo largo de lo que se conoce como la Vía Dolorosa (el camino de los dolores). Jesús fue crucificado en el Gólgota el día antes del día de reposo, fue sepultado y permaneció en la tumba hasta el domingo, el día después del día de reposo, y luego resucitó gloriosamente.

Es conocida como la Semana de la Pasión (La Semana Santa) porque en ese tiempo, Jesucristo verdaderamente reveló Su pasión por nosotros en lo que sufrió voluntariamente en nuestro lugar. ¿Cuál debe ser nuestra actitud durante la Semana Santa? ¡Debemos ser apasionados de nuestra adoración de Jesús y en nuestra proclamación de su Evangelio!











Follow on Facebook TBM-Missions: https://www.facebook.com/roberto.bonillacea

Sitio Web Dedicado a Video: TBM-Missions TV

sábado, 19 de marzo de 2016

Una palabra puede valer mil imágenes.


Aportacion de: Ben Ayala
¿Por qué vino Jesús a la Tierra antes de que se inventaran las fotografías y los videos? 

¿No podría haber alcanzado más personas si todos hubiesen podido verlo? 

        Después de todo, una imagen vale más que mil palabras.

«No», dice Ravi Zacharias, quien afirma que una palabra puede valer mil imágenes. 

Para probarlo, cita la magnífica frase del poeta Richard Crashaw: «El agua, al ver a su Amo, se puso colorada». Así recoge Crashaw la esencia del primer milagro de Jesús (Juan 2:1-11). 

La propia creación reconoció que Él es el Creador; no un simple carpintero que podía convertir el agua en vino.

En otra ocasión, cuando 
Jesús calmó una tormenta, los discípulos, asombrados, preguntaron: «¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?» (Marcos 4:39-41). 

Más tarde, Jesús les dijo a los fariseos que, si la multitud no lo alababa, «las piedras clamarían» (Lucas 19:40). 

               Aun las piedras saben quién es Él.

Juan afirma: «Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…» (Juan 1:14). 

Y por la experiencia de ser testigos presenciales, escribió: «Les anunciamos al que existe desde el principio, a quien hemos visto y oído. […]. Él es la Palabra de vida (1 Juan 1:1). 

Como Juan, podemos hablarles a otros de Jesús, a quien el viento y el agua obedecen.

Oremos:
                     
 "Señor, hoy quiero conocerte más."
~~~~~
~~~
~
En el principio era el Verbo […]. Todas las cosas por él fueron hechas




viernes, 18 de marzo de 2016

Que tu regocijo sea completo

Aportacion de: Ben Ayala
La Palabra hoy:
"Como el Padre me ha amado, así os he amado yo. Ahora permanecerán en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 

Yo te he dicho esto para que mi alegría esté en contigo, y tu gozo sea completo ".
*********
***
La Palabra hoy:

Es pleno tu gozo hoy? 
                              Cuando algo está pleno, realmente no hay espacio para más. Es una sensación de satisfacción completa. 

Dios quiere que tu alegría sea plena y completa! 

Sin embargo, demasiadas personas arrastran a través del día con una perspectiva agria, sin entusiasmo. 

Casi nunca con una sonrisa. Ellos casi nunca se sonríen. 

Todo es una carga. 

Dios no nos ha creado para soportar la vida; Él nos creó para disfrutar de la vida. 

No se supone que nosotros vayamos por ahí con una cara larga; negativos, desanimados, agrios y de mal humor. 

                           Como creyentes, se supone que nosotros somos las personas más felices en la tierra. Donde quiera que vayamos, debemos ser tan llenos de alegría que mejoraremos el día de otras personas.

Aquí está la clave: tenemos que elegir el amor tomando la elección de obedecer los mandatos de Dios. 

                     Así es como tu alegría se hace completa. 

Si hay un área en tu vida en la que sabes que tienes que hacer algunos ajustes, hazlos hoy !

No pierdas ni un momento viviendo en la desobediencia. 

               Cuando obedecemos, abrimos  la puerta a Dios 
                                  y  a sus bendiciones! 

Cuando seguimos a sus órdenes, nuestra alegría se hace plena y completa!

HERMANOS Y HERMANAS, OREMOS:


"Padre, humildemente venimos a ti. Te pedimos Tu paz y sabiduría para hacer lo que es justo delante de tus ojos. Gracias por habernos llenado con tu alegría, cuando tomamos la elección de obedecer Tu Palabra; en el nombre de Jesús. 
Amén. "
*****
***
*
Leer: Juan 15


jueves, 17 de marzo de 2016

El Señor nos da la Victoria.

Aportacion de: Ben Ayala
"Pero gracias a Dios, que nos da la victoria [haciéndonos conquistadores] a través de nuestro Señor Jesucristo."
************************
Lo que no dice La palabra:

Dios quiere derramar su gracia en nosotros para que podamos vivir en la victoria en cada área de nuestra  vida. 

La escritura dice que Él siempre nos hace triunfar a través de Cristo Jesús. 
Eso significa que, no importa lo que tengamos que hacer frente hoy en día, Dios quiere hacernos más que vencedores.

¿Estás luchando contra la enfermedad?     
                                               Dios te quiere dar la curación.
¿Está luchando con una relación rota? 
                            Dios te quiere dar la restauración y la paz.
¿Te enfrentas a una necesidad física, espiritual o emocional?  
              El favor de Dios te llevará provisión y suministro de todas               tus necesidades conforme a sus riquezas en gloria.

Muchas veces, relata la Biblia, cuando el pueblo de Dios iba a la batalla, los fieles estaban en el frente de la batalla como guerreros! 

Cuando se elige a adorara Dios, cuando estás agradecido y bendices al Señor en medio de tu batalla, tu estás abriendo la puerta al favor de Dios en tu vida.

Es importante engrandecer a  Dios; 
y no engrandecer tus problemas! 
                                        
Cuando le das a Dios alabanza, 
Él te da la victoria!

ORACIÓN:

"Padre, hoy te damos gracias por tu misericordia y la fidelidad en mi vida. Gracias por guiarme en victoria! Te engrandezco Dios mío y Bendigo hoy tu santo nombre,  en nombre de Jesús. 
Amén."
~~~~~
~~~
~

miércoles, 16 de marzo de 2016

La Fe "Ahora"


Aportacion de: Ben Ayala

"La fe es la certeza de lo que se espera, 
la convicción de lo que no se ve."

El mensaje en La Palabra :

La escritura nos dice que la fe agrada a Dios. 

La Fe da sustancia a las cosas que se esperan, las hace tangibles. 

La Fe abre la puerta al favor de Dios!

A todos nos han dado una medida de fe, pero depende de cada uno de nosotros para alimentarla, desarrollarla y utilizarla. 

Desarrollamos nuestra fe con la meditación en la Palabra de Dios. 

Damos un paso hacia fuera, ejercitemos nuestra fe a través de nuestras palabras y acciones.

Noten que el verso de hoy comienza diciendo: "Ahora la fe." 

No es "más adelante" la fe, o la fe "otro día". 

Tenemos que tener fe para hoy, en este momento !

¿Creen ustedes que Dios tiene bendiciones guardadas para usted, en este momento? 

¿Creen que Él quiere derramar su gracia en ustedes, hoy en día? 

Pon tu fe en práctica hablando y creyendo que sus promesas están llegando en este momento. 

Use su fe "ahora" y vea las bendiciones "ahora" !

HERMANOS Y HERMANAS EN CRISTO, UNA ORACIÓN :

"Dios, gracias por el don de la fe. Yo prefiero creer tu Palabra que es una lámpara a mis pies y luz a mi camino. Muéstrame cómo seguir creciendo en la fe de modo que pueda ser agradable a Ti en todas las área de mi vida en el nombre de Jesús. 
Amén ".
~~~~~
~~~
~