miércoles, 18 de mayo de 2016

«Yo soy el pan de vida». —Jesús


Aportacion de: Ben Ayala
_________________
Memoricé el "Padrenuestro" cuando iba a la escuela primaria. 

Cada vez que decía la frase «el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy» (Mateo 6:11), no podía evitar pensar en el pan que Don Rafa, mi padre, fabricaba y que pocas veces teníamos en mi casa. 

Solo cuando mi padre volvía de trabajar, a veces había pan. 

Por eso, orar a Dios por pan para todos los días era muy importante para mí.

¡Qué interesante me resultó estudiar mas a fondo, años después, el librito llamado Biblia! 

Sabía que hablaba del "Padrenuestro", pero que no podía referirse al pan de la panadería

Al leerla con regularidad, descubrí que este «librito», lleno de pasajes de la Palabra de Dios, es alimento espiritual para el alma.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Fue alimento espiritual lo que María prefirió cuando se sentó a los pies de Jesús a escuchar atentamente sus palabras (Lucas 10:39).

Mientras Marta se preocupaba de la comida material, su hermana dedicó tiempo para estar cerca de su invitado, el Señor Jesús, y escucharlo. 
Que nosotros también apartemos tiempo para esto. 
Él es el pan de vida (Juan 6:35) y nutre nuestra alma con alimento espiritual. 
Él es el pan que satisface.

Hermanos y Hermanas, oremos:
"Señor, me siento a tus pies porque quiero aprender de ti. Mi corazón está abierto para escuchar lo que me dices en tu Palabra, Amen"
*****
***
*
Mi Padre Rafael Ayala Silva (QEPD)


No hay comentarios:

Publicar un comentario