miércoles, 13 de julio de 2016

No nos conformaremos, pero si transformaremos.


Aportacion de: Ben Ayala
~

En el libro de Isaías, leemos, 
"porque vendrá el enemigo como río, 
mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.” 

~ ~ ~

Que bendición pensar que Dios mismo es quien levanta la bandera en contra del enemigo. 

La historia militar nos dice que no cualquiera fue escogido para ser guardián del estandarte, el que era escogido para llevar la bandera y así inspirar a los soldados durante la batalla. 

Incluso, en veces era el príncipe o comandante el que llevaba la bandera en la batalla.

La frase "guardián del estandarte" ahora quiere decir "una figura al frente de una causa o movimiento." 

En un sentir muy real, todos somos guardianes del estandarte para Cristo, levantando el estandarte para Su reino dondequiera que vayamos y en lo que hagamos. Lamentablemente, muchos estándares están desapareciendo en América hoy. Los estándares morales están desvaneciendo. Los estándares de matrimonio están desvaneciendo. Aún ciertos estándares de vestir son obsoletos en nuestra sociedad que continuamente está cambiando.

Para la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos (NHCLC), nuestro enfoque se dirige a estándares educacionales. En 1983, un reporte hoy en día famoso fue hecho público titulado Una Nación en Riesgo. Una de las frases más chocantes en ese reporte dijo "si un poder no amigable hubiese intentado imponer sobre América la educación mediocre que existe hoy en día, bien podría haber sido visto como un acto de guerra." Eso fue más de 30 años atrás. Uno pensaría que este reporte nos hubiera inspirado para retomar nuestras instituciones educacionales y elevar los estándares en América, pero no han mejorado.

América en un tiempo fue el guardián del estandarte para el mundo en el ámbito educacional. Éramos los primeros en el mundo en matemática y lectura, pero ya no. Hoy, estamos en el rango 31 en matemática, y estamos por debajo de la media mundial. Los estudiantes chinos fueron clasificados a dos niveles de grado arriba de estudiantes Americanos. Nuestra habilidad en lectura nos dejo en el lugar número 20. Así que, aunque hemos invertido billones de dólares para avanzar la educación en América, nuestros estándares no han mejorado.

En la comunidad hispana, tenemos noticia buena y mala concerniente la educación. La buena noticia es que más hispanos están asistiendo al colegio que en cualquier otro tiempo. Incluso, en 2012, por primera vez en la historia de Estados Unidos, un porcentaje mayor de hispanos fueron al colegio a comparación de estudiantes blancos (69% vs 67%). Además, las tasas de abandono escolar en los últimos 10 años han bajado por 50% (de 28% a 14%). La parte negativa, los estudiantes blancos terminan su licenciatura a un porcentaje de 50% más que los hispanos. Esta brecha de logró entre estudiantes blancos y hispanos en la escuela primaria todavía es grande - más de 20 puntos - en lectura y matemática. Es tiempo de unirnos y elevar los estándares para la educación.


Tristemente, no hemos tenido los mismos estándares para todos los salones en América. En muchas ciudades, las mejores escuelas se encuentran en las mejores vecindades, y muchos estudiantes con el código postal equivocado sufren las consecuencias de escuelas que están fallando. La equidad educativa es quizás el derecho civil más crítico de nuestro día.

Si América llega alcanzar su potencial total, serán los estudiantes educados hispanos que la llevaran allí - mientras que todos elevamos los estándares para la educación. 

Desde 1970, la población latina ha crecido de 9.1 millones a 53 millones en 2012. 

Se proyecta que crecerá a 129 millones para 2060, según el censo de los Estados Unidos. 

Su porción de la población, actualmente es 17% y se espera que llegara a 31% para el 2060. De aquí al 2020, el número anual de graduados hispanos de escuelas secundarias subirá a un 41% y los de origen de las islas del Pacífico asiático subirán un 30% mientras la de los blancos declinara 12% y el afro americano declinara 9%. 

El Presidente recientemente desafío a cada americano que se comprometiera a por lo menos un año de educación superior o una formación específica después de salir de la escuela secundaria. 

El Presidente también estableció un nuevo objetivo para la nación: que para el 2020, América tenga una vez más, la más alta proporción de graduados en el mundo. 

Esa meta se alcanzará solo si juntos elevamos los estándares para la educación 
y le ayudamos a nuestros estudiantes ser exitosos.

* * *

Este mundo frecuentemente intenta conformarnos a sus estándares, 
pero tenemos un llamado en Cristo. 

El apóstol Pablo escribe que no deberíamos conformarnos, sino "ser transformados por la renovación de nuestras mentes.

El Señor otra vez recordándonos de la importancia de usar nuestras mentes, en esta ocasión para conocer la voluntad de Dios. 

Mientras cristianos hispanos son mejor educados, no nos conformaremos, pero transformaremos esta nación a través del poder de Dios. 

No nos conformaremos a los estándares del día, 
pero elevaremos los estándares de nuestras tradiciones de la fe. 

Se ha dicho que "la educación hace la gente fácil de liderar pero difícil de manejar, fácil de gobernar, pero imposible esclavizar." 

Mientras elevamos los estándares de educación, demandaremos más el uno del otro, incluyendo los representantes de nuestra nación. 

Nos esforzaremos para vivir según nuestros estándares duraderos, estándares que ayudarán asegurar "libertad y justicia para todos." 

Estándares que nos recordarán que el mayor mandamiento de todos es:

Amar a Dios con la mente que El nos dio 
y usarla para Su gloria.
*
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario