domingo, 3 de julio de 2016

Oración : es comunicación directa con Dios.


Aportacion de: Ben Ayala
La tecnología en la comunicación ha ido en aumento 
y a medida que los tiempos avanzan 
también la tecnología va caminando a igual velocidad. 

Antes el telegrama, el correo postal, y otros mecanismos eran los más utilizados para hacer llegar las comunicaciones. 

Los primeros teléfonos que surgieron, incluyendo los móviles, tenían un aspecto muy diferente al de ahora. 

Muchos de nosotros llegamos a conocer los llamados “beepers”. Hoy en día, los teléfonos “inteligentes” (iPhone, BB, Samsung Galaxy, por solo mencionar algunos) e incluso los teléfonos residenciales tienen muchísimas funciones que lo más seguro, es que la persona que creó el teléfono en sus inicios jamás pensó que tendría todas estas funciones o propiedades. 

Las comunicaciones o las formas de llevarlas a cabo han evolucionado increíblemente. 

Sin embargo, existe un tipo de comunicación que desde la creación misma se ha mantenido presente y que además es mucho más efectiva que cualquier tecnología de la comunicación. 

Del tipo de comunicación que te hablo es de la Oración,
 que es una comunicación directa con Dios. 

Un gran conquistador, Napoleón Bonaparte dijo: “No hay nada más poderoso que un hombre de rodillas”.

La Palabra de Dios dice en:

  •  Filipenses 4:13: “TODO lo puedo en Cristo que me fortalece”. 

  • También dice en Mateo 7:7 “Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá”. 

  • Además, dice en Salmos 34:4 “Busqué al Señor, y Él me respondió, y me libró de todos mis temores”.

HERMANOS Y HERMANAS EN CRISTO RECORDEMOS, 

HAY PODER EN LA ORACIÓN, NO EXISTE NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN NI NINGUNA ARMA MÁS PODEROSOS QUE LA ORACIÓN. 

Y TIENES TODO ESO AL ALCANCE DE TUS MANOS CON SOLAMENTE PONERTE A DIALOGAR CON DIOS Y RECONOCERLO COMO SEÑOR DE TU VIDA. 

TENIENDO LA ORACIÓN DE TU LADO, ÚSALA. TENIENDO A CRISTO DE TU LADO, TODO LO PUEDES EN ÉL. EL TELÉFONO DE MAYOR TECNOLOGÍA Y EFICACIA ES Y SIEMPRE SERÁ EL TELÉFONO DE DIOS: LA ORACIÓN.

*
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario