jueves, 7 de julio de 2016

Pidamos sabiduría a Dios para cumplir con la Regla de Oro.

Aportacion de: Ben Ayala
~~~
Cuando se trata de juzgar a los demás, 
pidamos a Dios sabiduría 
para hacerlo sin violar las enseñanzas de advertencia 
de nuestro Señor Jesucristo 
respecto a la emisión de juicios.
~ ~ ~

Jesús citó la Regla de oro en su Sermón del monte: «todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos» (Mateo 7:12). 

Y poco antes: «Amad a vuestros enemigos […] y orad por los que […] os persiguen» (Mateo 5:44). 

Sin duda, poner en práctica estos mandamientos cruciales contribuiría en gran medida a la paz y la armonía. 

No obstante, Jesús llama de inmediato a aplicar el discernimiento, y advierte: «Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces» (Mateo 7:15).

El respeto a los demás 
y el discernimiento de la verdad van de la mano. 

Nuestra responsabilidad es:
  • Presentar la verdad con amor y
  • Respetar las decisiones de los demás, tal como el Señor lo hace. 

Ese respeto nos dará la oportunidad de comunicar la verdad de Jesús: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida» (Juan 14:6).

Hermanos y Hermanas en Cristo Oremos:

"Señor, muéstrate hoy a través de mí, Amen"
* * *
Ama a las personas; ama la verdad.
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario