domingo, 28 de agosto de 2016

Contemos con Su presencia invisible y su poder.

"… más podremos nosotros que ellos"


Aportacion de: Ben Ayala
Después de acampar durante dos años al pie del monte Sinaí, los israelitas estaban a punto de entrar en Canaán, la tierra que Dios había prometido darles. El Señor les dijo que enviaran doce espías para reconocer la tierra y a sus habitantes. Al volver, diez de ellos dijeron que no podrían entrar, pero dos afirmaron que podían.

¿Qué los diferenciaba?

Diez compararon a los gigantes con ellos mismos, pero Josué y Caleb los compararon con Dios, quien era mucho más grande que aquellos gigantes. Dijeron: «con nosotros está el Señor; no los temáis» (Números 14:9).

  • La incredulidad impide que superemos las dificultades. Hace que nos preocupemos, que no pensemos en otra cosa y que lamentemos carecer humanamente de recursos para vencerlas.

  • En cambio, la fe, aunque nunca minimiza los peligros y las dificultades, deja de enfocarse en esas cosas, mira a Dios, y cuenta con su presencia invisible y su poder.

¿Cuáles son tus «gigantes»?...
  • ¿Un hábito imposible de dejar? 
  • ¿Una tentación irresistible? 
  • ¿Un matrimonio difícil? 
  • ¿Un hijo o hija que abusan de las drogas?

No miremos las dificultades, 
sino, con fe, 
enfoquémonos en la grandeza del Dios siempre presente y todopoderoso.

Heermanos, Hermanas, oremos:

"Señor, cuando los «gigantes» de mi vida comiencen a abrumarme 
y atemorizarme, ayúdame a confiar en ti, Amen"

Cuando el miedo llame a la puerta, respóndele con la fe.
*
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario