domingo, 27 de noviembre de 2016

El Paquete más frágil - Lucas 2:1-7


Aportacion de: Ben Ayala 
Cuando regalamos algo que puede romperse, nos aseguramos de que la caja lleve impresa en letras grandes la palabra FRÁGIL, ya que queremos que la traten con cuidado.
******
¡Gracias a Dios por su don inefable! (2 Corintios 9:15).
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

El regalo de Dios para nosotros vino en el paquete más frágil de todos: un bebé. 

A veces, imaginamos que el día de Navidad fue una escena hermosa como la de las tarjetas, pero cualquier madre puede decirte que no fue así. 

María estaba cansada y, probablemente, se sentía insegura. 

Era su primer hijo, y este había nacido en un lugar totalmente antihigiénico. 

Ella «lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón» (Lucas 2:7).

Un bebé necesita cuidados permanentes. 
Llora, come, duerme y depende de quienes lo cuidan. 
Tampoco puede tomar decisiones. 
En la época de María, la mortalidad infantil era elevada, y, a menudo, las madres morían al dar a luz.
¿Por qué escogió Dios una manera tan frágil 
de enviar a su Hijo al mundo? 
Porque tenía que ser como nosotros para poder salvarnos. 

El mayor regalo del cielo vino en el frágil cuerpo de un bebé, pero Dios asumió ese riesgo porque nos ama. 

¡Estemos hoy agradecidos por semejante regalo!

Oremos:

"Señor fuerte y poderoso, gracias por volverte pequeño y frágil aquel día hace tantos años. Me asombra lo que hiciste por mí y por el resto del mundo."

Amen !!
*******
FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario