lunes, 3 de agosto de 2015

Evangelio! Estudio Bíblico

CRECIMIENTO DE LA IGLESIA CONFORME A LAS ESCRITURAS



OBJETIVO: Mostrar a los oyentes factores importantes en cuanto al crecimiento de la Iglesia, y como tal debe de ser conforme a las Escrituras.

PROPOSICIÓN: La Iglesia del Señor necesita lograr el crecimiento numérico y espiritual conforme a las Escrituras.




INTRODUCCIÓN

Primeramente deseo dar las gracias a los organizadores de este Seminario. Estaría fallando en mi responsabilidad como cristiano si no diera las gracias a Dios y a los hermanos que han hecho posible este esfuerzo evangelistico. Es mi oración el que actividades como estas continúen adelante y que traigan honra y gloria a nuestro Padre Celestial. El tema que se me ha asignado en esta ocasión es un tema de suma importancia. Espero en Dios el que cada uno de nosotros prestemos mucha atención a lo que estaré impartiendo en esta ocasión.

También animo a cada uno de los que están presentes a que escudriñen las Escrituras para ver si lo que estaré diciendo es así (Hch. 17:11). Es importante que estudiemos la Biblia y que practiquemos solo lo que esta escrito y que esta autorizado por Dios; ya sea explícitamente o implícitamente. En esta lección estaré tocando varios puntos, los cuales estoy seguro, no  serán de agrado para algunos. Sin embargo, espero que usted y yo estudiemos correctamente las Escrituras. Es mi responsabilidad hablar conforme a las Sagradas Escrituras (1 P. 4:11; 1 R. 22:14).

¿Por qué es este un tema muy importante? Bueno, por las siguientes razones:

(1) Porque es un tema bíblico,
(2) porque es un tema que tanto necesitamos,
(3) porque muchos están enseñando falsa doctrina en cuanto a este tema y
(4) porque la gente necesita saber la verdad en cuanto a este tema.

Con esto en mente, estudiemos nuestro tema, y tratemos lo mejor posible de preocuparnos mas y mas por el crecimiento espiritual y numérico de la Iglesia. Pero, hagamos esto conforme a las Sagradas Escrituras y no conforme a nuestro pensamiento. Declaración de discusión: Para crecer conforme a las Escrituras, el cristiano necesita…

CONSIDERAR NUESTRA PRESENTE CONDICIÓN

No necesitamos ser científicos o tener un doctorado para darnos cuenta del problema que las Iglesias de Cristo están teniendo en cuanto al crecimiento numérico. La mayoría de las Iglesias del Señor no están creciendo en número como debería de ser. La Iglesia de Cristo era el grupo religioso más grande en cuanto a membresía. Sin embargo, este ya no es el caso.

Hasta donde me ha tocado ver, la mayor parte de la asistencia de las Iglesias de Cristo es muy poco. Probablemente el promedio de asistencia en la mayor parte de las Iglesias es entre 15 y 60 miembros. Esto es algo alarmante, y digno de ser considerado cuidadosamente. Con esto en mente, consideremos el siguiente factor.

Nuestra presente condición es una de mucha tristeza, dado a que muchos miembros del cuerpo de Cristo no ven la necesidad de crecer en número. El conformismo ha penetrado la Iglesia del Señor y también la indiferencia. Hoy en día escuchamos comentarios como: “Es mejor que seamos pocos a que seamos muchos”, otros dicen “Entre mas pocos somos, mejor nos conocemos”, otros han llegado hasta el punto de impedir que otros practiquen el evangelismo diciendo, “Ya no traigas mas gente aquí, que vamos hacer con tanta gente”. Esta clase de comentarios reflejan la ignorancia bíblica en cuanto al tema del evangelismo personal.

Usted y yo necesitamos pensar más a fondo en cuanto a este tema, y buscar la solución. Usted y yo tenemos lo que necesitamos para hacer que la obra del Señor crezca en número y espiritualmente. Pero, una de las cosas que necesitamos hacer es, hacer a un lado el negativismo, y reemplazarlo con cosas positivas. Por lo tanto, nuestra presente condición es una que no agrada al Señor. Para crecer conforme a las Escrituras, el cristiano necesita…

CONSIDERAR EL HECHO DE QUE DIOS DESEA QUE
CREZCAMOS NUMERICAMENTE

Es el deseo de nuestro Padre Celestial el que cada congregación del Señor crezca en número y espiritualmente. Esto lo podemos ver en las páginas de la Biblia. Dios desea que crezcamos en conocimiento (2 P. 3:18), pero también desea que crezcamos numéricamente (Mr. 16:15; Mt. 28:18-20). El hecho de que Jesús desea que vayamos por todo el mundo implica que Dios desea que la Iglesia crezca en número. En el libro de los Hechos podemos ver como la Iglesia crecía en gran manera. Y lo más importante de esto es que lo hacían conforme a las Sagradas Escrituras. “La Iglesia del Señor necesita darse cuenta de la grande necesitad que existe de crecer en número y espiritualmente” Dios desea que Su Iglesia crezca en número pero conforme a las Sagradas Escrituras.

¿Qué significa crecer en número conforme a las Sagradas Escrituras? Bueno, observe los siguientes puntos. 

Crecer en número conforme a las Sagradas Escrituras significa:

1) Practicar solamente cosas que están autorizadas en el Nuevo Testamento (Col. 3:17)

2) Dejar a un lado las innovaciones que los hombres están empleando para crecer numéricamente (Dramas en la adoración, coros especiales, instrumentos musicales, simulación de instrumentos musicales, dedicación de bebes, aplausos en los cantos, participación de la mujer en dirigir la adoración, mujeres predicando, testimonios personales, comunión con las denominaciones o predicadores que andan enseñando falsa doctrina, participación de la Santa Cena en otro día aparte del domingo, cambio de las predicaciones para darle a la gente lo que ellos quieren y no lo que necesitan, dejar a un lado los sermones de condenación, y predicar solo del amor, etc.

3) Imitar lo que los cristianos del primer siglo hicieron para crecer numéricamente (3 Jn. 11; 1 Co. 11:1)

4) Dejar a un lado nuestras preferencias y apegarnos solo a lo que Dios nos manda en Su Palabra.

5) Trabajar arduamente en el evangelismo personal (tocar puertas, distribuir folletos, invitar amigos y familiares a los servicios, etc.)

¿Qué es lo que estamos haciendo para agradar a Dios en cuanto al crecimiento numérico de la Iglesia? ¿Qué tanto estamos trabajando como predicadores y como miembros de la Iglesia para lograr esta meta? ¿Nos hemos hecho esta pregunta? Es triste decirlo pero el promedio de los miembros de la Iglesia no piensan en cuanto a lo que pueden hacer para crecer espiritualmente y numéricamente. En ocasiones estamos mas ocupados haciendo otras cosas, en vez de estar pensando en cuanto a lo que podemos hacer para cambiar la triste realidad de que las Iglesias del Señor no están creciendo como deberían.

El cristiano necesita ser obediente en cuanto al mandato de “ir por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura” (Mr. 16:15). Si en realidad amamos al Señor necesitamos llevar acabo este encargo (Jn. 14:15). Si no hacemos esto, el Señor nos dirá: “Crecer conforme a las Sagradas Escrituras significa practicar sólo lo que Dios autoriza en Su Palabra”

“¿Por qué me llamáis Señor, Señor y no hacéis lo que yo os digo?” (Lc. 6:46). Que el Dios del cielo nos ayude a poder llevar acabo este encargo que el Señor nos ha dejado. Para crecer conforme a las Escrituras, el cristiano necesita…


DARSE CUENTA DE QUE EL LIBRO DE LOS HECHOS ES NUESTRO MEJOR MANUAL PARA EL EVANGELISMO PERSONAL

La mayoría de los cristianos y predicadores están visitando librerías de denominaciones para comprar libros en cuanto al evangelismo personal. Muchos quieren imitar lo que las denominaciones están haciendo para crecer espiritualmente y numéricamente. Hermanos, miembros del cuerpo de Cristo, ¡esto no esta bien! El cristiano fiel y verdadero necesita ir al libro de los Hechos para aprender en cuanto a la practica del evangelismo personal.

El libro de los Hechos es el mejor libro que usted puede tener en cuanto a lo que debe de hacer para crecer en número.
Note los siguientes puntos que aprende en el libro de los Hechos: En el libro de los 
Hechos el cristiano aprende…

1) Como evangelizar (Hch. 1:8; 2:14ss; 8:4; Hch. 20:27; Mt. 9:36-38)

2) Donde evangelizar (Hch. 8:4; Hch. 20:20; Ro. 15:19; Col. 1:23; Hch. 8:25)

3) Porque evangelizar (Hch. 1:8; Mr. 16:15)

4) La herramienta a usar: El Evangelio (Mr. 16:15; 1 Co. 15:1-4; Ro. 1:16; Hch. 8:12, 35)

5) Quienes deben de evangelizar (Hch. 8:4; Mr. 16:15)

Como podemos observar, el libro de los Hechos nos muestra exactamente que es lo que usted y yo debemos de hacer para ayudar al crecimiento de la Iglesia. Usted y yo necesitamos considerar cuidadosamente lo que este libro nos enseña para que de esta manera, pongamos en practica lo que en el aprendemos.

Otro factor a considerar

¿QUÉ FUE LO QUE LOS CRISTIANOS DEL PRIMER SIGLO HICIERON PARA PODER CRECER EN NÚMERO? 

El cristiano fiel y verdadero necesita considerar cuidadosamente lo que los cristianos del primer siglo hicieron para poder crecer en numero. Ahora, la Biblia nos muestra que los cristianos del primer siglo crecieron en número y en gran manera. Note los siguientes pasajes:

1) Hechos 2:41 – Como tres mil personas

2) Hechos 4:4 – El numero de los hombres como cinco mil

3) Hechos 5:14 – Mas y mas creyentes en el Señor, multitud de hombres y mujeres se añadían constantemente al numero de ellos

4) Hechos 5:28 – Habían llenado toda Jerusalén con la doctrina (Evangelio)

5) Hechos 6:7 – El numero de los discípulos se multiplicaba en gran manera, y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe

6) Hechos 11:24 – Una gran multitud fue agregada al Señor

7) Hechos 12:24 – La palabra del Señor crecía y se multiplicaba (Is. 55:11)

8) Hechos 14: 1 – Y hablaron de tal manera que creyó una gran multitud, tanto de judíos como de griegos.

9) Hechos 16:5 – Las iglesias eran confirmadas en la fe, y diariamente crecían en numero 


Estos pasajes muestran claramente como la Iglesia del Señor crecía en gran número. Lo único que estos cristianos hicieron fue predicar la Palabra del Señor. Esto es lo que nosotros debemos de hacer. Pero, alguien puede decir, “Bueno, es que ellos tenían los dones del Espíritu Santo, y por esto podían predicar la Palabra”. Si alguien dice esto, básicamente esta usando una excusa para no anunciar las buenas nuevas de salvación. El propósito de los dones milagrosos fue confirmar la Palabra. Hoy, nosotros tenemos la Palabra de Dios completa (Judas 3), y no necesitamos de milagros para anunciar el evangelio.

LOS CRISTIANOS DEL PRIMER SIGLO…

# 1 Obedecieron el mandato de ir por todo el mundo y predicad el Evangelio (Mr. 16:15) Los cristianos del primer siglo fueron obedientes al mandato que se les fue encomendado. Si usted y yo fuésemos obedientes a este mandato, entonces pudiéramos tener los mismos resultados. Nuevamente, si amamos al Señor, necesitamos guardar Su palabra (Jn. 14:15). A través del libro de los Hechos podemos observar como los cristianos del primer siglo fueron por todas partes predicando el Evangelio de Cristo. Lo hicieron porque Dios fue el primero en sus vidas.

# 2 Aprovecharon cada oportunid ad para predicar el Evangelio (Hch. 8:4)  Los cristianos del primer siglo aprovecharon cada oportunidad que tenían para predicar el Evangelio de Cristo. Esto lo podemos ver en Hechos 8:4 donde el texto dice que iban por todas partes predicando el Evangelio de Cristo. También en Hecho s 8:35 vemos como Felipe aprovecho la oportunidad para comenzar desde la Escritura de Isaías y le anuncio el Evangelio de Cristo. 

Nosotros también debemos de aprovechar cada oportunidad que tenemos para predicarles a otros de Cristo. Cuando tengamos oportunidad hagamos de nuestras pláticas una oportunidad para invitar a otros a escuchar el Evangelio. Aprovechemos la oportunidad para repartir folletos, y literatura que enseñe a otros el Evangelio de Cristo. En este país gozamos de la libertad que otros países no tienen. Aprovechemos esta oportunidad y usemos los medios que tenemos para anunciar el Evangelio de Cristo. Seamos imitadores de nuestros hermanos del primer siglo.

# 3 Predicaron todo el consejo de Dios. Los cristianos del primer siglo, o los apóstoles, no cambiaron el Evangelio para encajarlo a las culturas o cambios del tiempo. El mensaje sigue siendo el mismo, no importando en que tiempo nos encontremos. Lamentablemente muchos no están predicando todo el consejo de Dios. Muchos están omitiendo temas que van a ofender a las personas. Muchos solo quieren predicar del amor y la gracia, y dejar a un lado los temas del infierno y condenación eterna. Existe un grupo religioso llamado “The Lakewood Church” en la ciudad de Houston, TX. Este es un grupo religioso donde un señor llamado “pastor” Joel Osteen predica. Este hombre tiene más de 20,000 personas en su grupo religioso. Este hombre nunca le va a predicar un sermón del infierno o condenación. Sus sermones siempre son de amor y gracia. Lo mismo esta haciendo Max Lucado con sus sermones, los cuales solo hablan de la gracia y no de la condenación. 

Muchos predicadores están tomando este rumbo, pensando que de esta manera crecerán en número y Dios estará contento. Esto es incorrecto y sin apoyo bíblico. El predicador y los cristianos necesitan predicar todo el consejo, ya que esto fue exactamente lo que hicieron nuestros hermanos en el primer siglo. En Hechos 5:1-11 encontramos la narrativa de la muerte de dos cristianos, Ananias y Safira. Estos dos cristianos le mintieron al Espíritu Santo y a los apóstoles. Por hacer esto, perdieron sus vidas. 

La pregunta es, ¿Qué cree usted pensaron los visitantes de tal congregación cuando se enteraron que Ananias y Safira murieron al instante? ¿Cree usted que volvieron a visitar tal Iglesia? Probablemente que no, pero, si no siguieron visitando tal Iglesia, la pregunta es, ¿Hizo Dios mal en hacer esto? ¡La respuesta es un No enfático! “La Iglesia del Señor no debe de imitar los caminos de las denominaciones para crecer en número”

Otro ejemplo a considerar es el que encontramos en Juan capitulo 6 donde muchos de los discípulos de Jesús ya no le siguieron. En esta ocasión Jesús no cambio su manera de predicar solo porque algunos se ofendieron. El no hizo esto, sino mas bien predico lo que Su Padre le mandó a predicar. Lamentablemente  muchos predicadores hoy en día no quieren predicar todo el consejo de Dios, y terminan omitiendo varios temas que no presentan desde el pulpito. Temas como el matrimonio y divorcio, la fornicación, el adulterio, el infierno, el baile, la bebida social, etc. Tales predicadores deberían de hacer otra cosa en vez de predicar. Muchos no tocan estos temas porque si los predican, dicen ellos, la gente no vendrá a Cristo. Tal conclusión esta en conflicto con la sana doctrina, la cual nos exhorta a predicar tales temas. Muchos no quieren ser como Juan el Bautista, quien perdió la cabeza por predicar la palabra de Dios.

El omitir temas como los ya mencionados no es manera de hacer crecer el número de miembros en la Iglesia. Ahora, con esto no estoy diciendo que no debemos de predicar temas como el amor, la gracia y demás temas que tienen que ver con la salvación. No estoy diciendo esto en lo absoluto; sin embargo, el predicador debe de ser balanceado en las predicaciones que presenta a la congregación. Recordemos, la Iglesia del primer siglo crecía a grandes pasos, pero lo hacían predicando la Palabra de Dios tal y como es, sin quitarle o añadirle. La Iglesia de hoy en día necesita hacer lo mismo.

# 3 Tenían amor por la obra. Este es otro punto esencial para el crecimiento de la obra del Señor. En cuanto a este punto, lo discutiremos más en la siguiente lección que estaré predicando. Le animo a que tome las copias del siguiente estudio para que observe los puntos que se trataron.

CONCLUSIÓN:
Como podemos observar, la Iglesia del Señor necesita crecer en número, pero, necesita hacerlo conforme a las Sagradas Escrituras. El no hacer esto nos meterá en grandes problemas, ya que nos estaremos desviando de llevar acabo la voluntad de nuestro Padre Celestial. Que el Dios del cielo nos ayude a crecer en número y también espiritualmente. Que cada miembro del cuerpo de Cristo trabaje en la obra del Señor para que nuestro crecimiento traiga honra y gloria a nuestro Padre Celestial. Por consiguiente, en esta lección hemos observado los siguientes puntos principales:

“Pues no rehuí declarar a vosotros todo el propósito de Dios” (Hechos 20:27)


__________________________________________________________
Follow on Facebook TBM-Missions: https://www.facebook.com/roberto.bonillacea
Sitio Web Dedicado a Video: TBM-Missions TV

No hay comentarios:

Publicar un comentario