sábado, 17 de octubre de 2015

La Biblia y la tecnología - Parte 2


La tecnología y la Biblia
~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Aportacion de: Ben Ayala
Original de: Pablo Dario Rolando
 
~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Noé la construyó con suma dedicación, tal como le había sido revelada.



La construcción tenía un secreto para esa época; debía calafatear la embarcación con brea para que el agua no penetrara en el arca y las maderas se conservaran sin arruinarse por la humedad:



“Construye una barca de madera resinosa, haz cuartos en ella, y tapa con brea todas las rendijas de la barca por dentro y por fuera, para que no le entre agua. Haz la barca de estas medidas: 135 metros de largo, 22,5 metros de ancho y 13,5 metros de alto. Hazla de 3 pisos, con una ventana como a medio metro del techo, y con una puerta en uno de los lados.”



(6:14-16)



Esta barca trajo bien a ocho personas y por consiguiente a toda la humanidad. Quienes la rechazaron, perecieron anegados en las aguas del Diluvio.



“...algunas personas, ocho en total, fueron salvadas por medio del agua.” (1ª Pedro 3:20)



Esto encierra una moraleja para nuestros tiempos también: Quien se une a un invento, o proyecto tecnológico contemplando aquello que agrada a Dios, se beneficiará notablemente; ocurriendo lo contrario con aquél que se sume a otro maquinado por el egoísmo y la maldad.



En 2ª Crónicas26:15 se dice:



“Además (Uzías) construyó en Jerusalén ingeniosas máquinas de guerra para colocarlas en las torres y en los puntos más altos de las murallas y disparar desde allí flechas y grandes piedras. Su fama se extendió hasta muy lejos, pues Dios le ayudó en forma tan extraordinaria que logró hacerse muy poderoso”.



Uzías era rey de Israel, y Dios le había dado inteligencia para defender a Su Pueblo de los enemigos.



Dios enseñó al hombre a hacer tecnología, pero para fines nobles y benignos. Y todo aquél invento o proyecto que Él aprueba, trasciende y logra resultados sorprendentes. Vea usted el caso de David y Goliat. David venció al gigante con solo una honda sencilla:



“...con su honda en la mano, se enfrentó al filisteo...David le contestó:



Tú vienes contra mí con espada, lanza y jabalina, pero yo voy contra ti en nombre del Señor Todopoderoso, el Dios de los ejércitos de Israel, a los que tú has desafiado.” (1ª Samuel 17:40,45)



¿Quién iba a decir que la simple bombita incandescente de Edison iluminaría el mundo?. ¿No parece un disparate?.



Autos, casas, calles, juguetes, etc., incluyeron su lamparita. Una lamparita alumbró el planeta, así como el pequeño pastorcito de ovejas, con su honda de cuero, derribó al gran gigante.



Cuando el pueblo de Israel caminaba por el desierto rumbo a la tierra de Canaán, tuvo sed...pero lo primero que halló fueron aguas amargas. El agua era potable pero amarga. Se planteó un problema, y Dios le dio sabiduría a Moisés (el líder) para aportar una solución. Había una planta dulce sobre la orilla, que sumergida en las aguas, logró endulzarlas.



“...no pudieron beber el agua que allí había, porque era amarga...Entonces Moisés pidió al Señor y él le mostró un arbusto. Moisés echó el arbusto al agua, y el agua se volvió dulce.” (Éxodo 15:23,25)



Vemos una nueva lección del Maestro. Él “conocía” las propiedades de ese arbusto (sin duda porque es quien lo hizo). Por eso es muy importante “manejar información”, “conocer”, para resolver problemas.



También Dios le dio a David el diseño del templo, que más tarde construyó su hijo Salomón como le fue mostrado:



“Entonces David entregó a su hijo Salomón el plano del vestíbulo del templo, de sus edificios, de los almacenes, de las salas del piso alto, de los cuartos interiores y del Lugar Santísimo...Todo esto estaba en un escrito redactado por revelación del Señor a David, en el que se explicaban todos los trabajos que había que hacer de acuerdo con el plano.” (1ª Crónicas 28:11,19)



Se dice en Éxodo 31:2-5 acerca de la construcción del templo de Jerusalén:



“Mira (dice Dios), de la tribu de Judá he escogido a Bezaleel, hijo de Uri y nieto de Hur, y lo he llenado del Espíritu de Dios, y de sabiduría, entendimiento, conocimientos y CAPACIDAD CREATIVA, PARA HACER DISEÑOS Y



TRABAJOS en oro, plata y bronce, para tallar y montar piedras preciosas, para tallar madera y para hacer cualquier trabajo artístico.”



Aquí se da una lista de condiciones muy importantes para que quien deba desarrollar proyectos y trabajos tecnológicos, tenga sumo éxito en su tarea:



-Tener el Espíritu de Dios. (Buena relación con Dios)



-Sabiduría.



-Entendimiento.



-Conocimientos.



-Capacidad creativa.



-Habilidad.



Todo esto provee Dios a quien lo busca con sinceridad, humildad y fe.



Amós 6:5 nombra a aquellos que querían imitar al rey David, inventando y construyendo instrumentos musicales.

Continua en: Parte 3
~~~~~
~~~
~



No hay comentarios:

Publicar un comentario