miércoles, 22 de junio de 2016

Efesios 6: Servir de Buena Volundad.


Aportacion de: Ben Ayala
«Soy un servidor —contesto a amigos y parientes—. 

Cuando les digo esto a los demás, algunos me miran con lástima. Pero, cuando descubren a quién es a quien yo sirvo, ¡abren los ojos con admiración!». 

* * *

En otras palabras, a veces, la sociedad define algunos trabajos como inferiores, a menos que estén relacionados con personas ricas o famosas.

Sin embargo, los hijos de Dios pueden estar orgullosos de su trabajo, en todo momento, porque sirven al Señor Jesús.

En Efesios 6, Pablo les habla a los siervos y a los amos. Les recuerda que servimos a un Amo en el cielo y que tenemos que hacer todo con sinceridad, integridad y respeto, porque servimos a Cristo y trabajamos para Él. El apóstol nos recuerda: «[sirvan] de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres» (Efesios 6:7).

Qué privilegio es servir a Dios en todo lo que hacemos; ya sea que atendamos el teléfono, conduzcamos un vehículo, hagamos tareas de la casa o estemos al frente de una empresa. 

Trabajemos hoy con una sonrisa, recordando que, 
sin importar lo que nos toque hacer, servimos a Dios.

Oremos: 

"Señor Jesús, en lo que me toque hacer hoy, quiero servirte de todo corazón, Amen"
~~~
~
El servicio demuestra nuestro amor a Dios.
*
*

No hay comentarios:

Publicar un comentario